LocalSucesos

Todo se quedó en un susto

Eran las 10.45 horas cuando la sirenas de las policías Local y Nacional atravesaron el centro de la ciudad y al poco, las de los bomberos, para detenerse a la altura del número 140 de la avenida de Portugal.

 

Habían sido alertados ante la presencia de humo en una vivienda y no había más datos.

Así que activaron a varias patrullas de la Policía Nacional en moto y en coches, y policías locales, así como dos dotaciones de los bomberos.

Finalmente se pudo comprobar que la humareda del piso se debía a que se habían dejado una sartén al fuego, pero afortunadamente no se había producido ningún incendio.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba