Cosas de la vida

Bullying en YouTube

Encontramos el término de bullying en muchos aspectos de nuestra vida como en los colegios, en el trabajo, en la calle. Y también en la red. El caso que hoy os muestro me llegó a raíz de otro artículo que hice, el de las “Madres” de YouTube en España (Conchi Córdoba). En concreto, una compañera de profesión de Conchi, Alba Trianera.

 

Se puso en contacto conmigo para contarme su caso de Bullying sufrido en la red. Tiene un canal de YouTube desde principios de año, dentro del grupo de las YouTubers maduritas en España, como ellas se definen. Pero no ha tenido una trayectoria muy alegre. Las duras críticas sobre sus vídeos han llevado a Alba a pensar en abandonar su afición.

¿Cómo empezaste en YouTube?
Fue a raíz de un vídeo que subí a Facebook sobre el incidente de las uvas en Canal Sur. A la gente que conocía le pareció muy gracioso y me animaron a abrirme un canal. Yo ya entraba en la página frecuentemente, pero nunca se me había pasado por la cabeza subirlos yo.

¿Cuándo empezaron los ataques hacia tu persona?
Empezaron en Agosto, concretamente el día de mi cumpleaños. Buena parte de mis suscriptores me desearon un feliz cumpleaños, pero hubo personas que empezaron a meterse con mi edad (“¿Cuántos cumples?¿80?”) o aspectos similares. Yo contestaba con educación en todo momento. Pero llegó un momento en que la historia me superó y comencé a llorar y a perder la ilusión. Yo no soy así, soy una persona alegre y fiestera.

¿De qué manera te han influido esos comentarios?
Los comentarios venían de algunas compañeras. Pero los peores venían de algunos chicos de 18 años que se dedican a ridiculizar a personas como yo, que ponemos ilusión en lo que hacemos. Yo utilizo YouTube como terapia para mi depresión, me ayuda a expresarme y a liberarme un poco. Muchos comentarios los borro porque me hace daño verlos ahí. Se han metido con mi edad, con mi físico, con mi personalidad. He pasado noches sin dormir, sin querer salir de casa.

¿Qué te ayudó a seguir adelante?
Hubo algún tiempo que dejé de subir vídeos porque no me sentía con ánimos para ello. Me llegaban mensajes de apoyo de algunos suscriptores a los que les gustaban mis vídeos y querían que continuara. Por ellos los hago, me pusieron el nombre de Alba Trianera “La Guerrera”. Actualmente no estoy pasando por el mejor momento. Otra persona muy importante que me ha ayudado ha sido la propia Conchi, quien me ha mostrado su apoyo. Ella también ha sufrido las burlas y críticas de adolescentes que la ridiculizaban por diversión.

Personalmente, creo que el caso de Alba es algo más frecuente de lo que parece, lo único es que muchos casos de éstos no salen a la luz porque las propias víctimas no se atreven a publicarlo. En esta red social, tan utilizada por todos, cada vez se ven más vídeos de personas que comentan de manera despectiva y sin conocimiento los vídeos de personas inocentes que suben sus vídeos a YouTube sin ninguna maldad. Simplemente lo hacen, como en el caso de Alba, por hobby, para entretener a sus suscriptores.

No se merecen el trato de personas que se refugian detrás de una cámara para dejar a personas en evidencia por el contenido de sus vídeos. Personas que han conseguido gran cantidad de suscriptores y que ven en ello una manera de subir su ego. Dejemos que cada usuario, con sus derechos, utilice su canal para algo libre, sano y entretenido. Os dejo uno de los vídeos de Alba para que la conozcáis un poco más.



Noticias relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba