Opinión

Japi

Me declaro totalmente inhábil para dar una definición concisa acerca del significado de la felicidad, como perseguirla, conseguirla o mantenerla. Puedo hablar horas acerca de ello. Quizá con una copa de vino, como cualquier humano, sería capaz de desarrollar una buena teoría al respecto que podría convertirse en post viral añadiendo el rezo ¡A por el lunes! o algo así.

Otra manera de enfocar lo que entiendo que quiere expresar la idea de felicidad sería pensar en el bienestar. Con la barita mágica separas las palabras, cambias el orden y ¡tachán! Tenemos delante Estar Bien. Me parece una idea más asequible la verdad. Cogiendo esta vereda, te propongo tres ideas de vida que supondrían “estar bien”. Hazlas tuyas.

Vida agradable.¡Muy asequible! Comer bien, beber bien, reír bien, viajar bien, dormir bien, compartir bien, hacer bien todas aquellas tareas gratificantes que se nos ocurran. Hacer bien todo lo que conlleve buen ocio. Satisfacción. Apostar por encontrar sensaciones positivas. Cuanto más tiempo ocupamos con las buenas, menos riesgo tenemos de ser asaltados por las malas que acechan con sigilo detrás de cualquier esquina. Y que así sea, alertan de importancias y riesgos. Aritmética pura al alcance de la mano de todos. ¿Cuántas cosas que te dan placer se te ocurren?

Vida buena / buena vida. Esta parte es genial. Hacer las cosas para las que estamos capacitados. Poder practicar nuestros propios talentos, que nuestras cualidades tengan barra libre y sean nuestro medio y nuestra herramienta. Como pedirle a una merluza que nade y a una ardilla que trepe. A ver como razonamos con ellas para que perciban bienestar alguno si les cambiamos las actividades.

Vida con sentido. Máximo nivel, máxima ambición del ego. Del ego bueno me refiero. Encontrar aquello que tiene significado para cada uno. Eso que sería capaz de hacerte levantar del sofá incluso en tu día más perezoso porque te convence de que merece la pena cansarse antes de descansar. Eso que te dará la máxima satisfacción personal. Lo que da sentido a la vida. Tu familia o colaborar con una ONG. Lo más grande, lo inmaterial, lo trascendente.Esa bombilla que en ocasiones se enciende a lo lejos e indica el punto que conecta todos los demás entre sí, la actividad, la paciencia, el camino, el logro, lo que quieras.

Este alegato puede contener cierto tufo narcisista, egoísta o hedonista. Hablamos de placer, de sentirnos bien, de hacer lo que se nos da bien, de anteponer nuestra primera persona del singular a cualquier otra.Tengo una buena explicación. Con el egoísmo sucede como con el colesterol, no es que debamos eliminarlo, se trata de mantener su nivel entre ciertos parámetros.

Con valores por debajo de lo clínicamente recomendado sufrirás la tiranía de algún despiadado dictadorque te gobierne con puño de hierro. Por encima, el puño es el tuyo.

Por cierto, no soy yo quien te ha hecho pensar en quien tienes en la cabeza ahora mismo. No me metas en líos.

Más información en: moveyourself-coaching.com

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba