Jesús Málaga

El Campus Miguel de Unamuno

La Salamanca moderna quiso recordar aún más a don Miguel, para que se cumpliera el “di tú que he sido”. En 1992, el entonces rector de la Universidad de Salamanca, Julio Fermoso, anunció públicamente que el nuevo campus universitario al oeste del hospital clínico recibiría el nombre de Miguel de Unamuno.

Para terminar mi recorrido unamuniano quiero recordar un hecho que por obvio no debe de quedar en el tintero. Unamuno llegó a identificarse tanto con Salamanca que parece que la ciudad y el personaje estuvieran hechos el uno para el otro. El llamado árbol de los novios, o del amor, en la carretera de Madrid, fue hasta hace poco tiempo, antes de que la carretera se desdoblara, el lugar escogido por las parejas de recién casados para hacerse la foto de recuerdo de su boda. Con dos grandes ramas dejaba aparecer entre sus hojas una ventana a través de la cual se podía observar lo más bello de Salamanca, su catedral, las torres de la clerecía, los dominicos y otros muchos monumentos. Desde este mirador se contempla una de las estampas más maravillosas de Salamanca. Algunas de las fotografías de Unamuno con el fondo de la ciudad de Tormes se han realizado desde este lugar o cerca del mismo, en la margen izquierda del río.

Desde aquí se contempla el “alto soto de torres” del que habla el rector. Desde aquí, a buen seguro, Unamuno remató su poesía dedicada a Salamanca en la que encomienda  a la ciudad universitaria que diga de él que ha sido. El “di tú que he sido” se ha cumplido con creces en su Salamanca querida. Por donde quiera que pasees, en cualquier guía turística que se consulte, en cualquier acto cultural que se precie, siempre Unamuno sale a colación.

Hasta aquí mi recorrido por Salamanca recordando a Unamuno. Muchos de los que habéis tenido la amabilidad de acompañarme en estos paseos sabéis que don Miguel está presente a cada paso que das por la ciudad, porque no se puede concebir la una sin el otro.

— oOo —


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba