Local

Adiós a la línea roja del Paseo del Rollo

El Ayuntamiento de Salamanca mejorará la accesibilidad de la ciudad con la renovación de más de 8.300 metros cuadrados de aceras del Paseo del Rollo, el Camino de las Aguas y el tramo de la Avenida de Villamayor comprendido entre el Paseo Carmelitas y la calle Muñoz Torrero, ya que el resto de la vía se acondicionó hace dos años. Se trata de una intervención que asciende a más de 930.000 euros y que persigue hacer una ciudad más habitable, accesible y confortable.

 

Mejoras en el Paseo del Rollo

En el caso del Paseo del Rollo, avenida principal del barrio que lleva el mismo nombre, el estado de la pavimentación de sus aceras es muy deficiente debido a su antigüedad (más de 40 años), con continuas reposiciones de sus baldosas y con escasa delimitación entre ésta y la calzada debido a las actuaciones de refuerzo de firme.

Las obras permitirán delimitar claramente la acera respecto a la calzada y dotar de accesibilidad a este paseo. Se actuará en la totalidad del mismo, salvo en las zonas que el Ayuntamiento ha acondicionado en los últimos años como el Parque Picasso y el Museo del Comercio.

Se colocará un nuevo bordillo que se elevará por encima de la calzada 12 centímetros, delimitando de forma clara los dos pavimentos. En el caso de las intersecciones con otras calles se procederá a la ejecución de orejas que permitirán mayor amplitud a los vados de peatones y delimitarán con mayor claridad la zona de aparcamiento.

Estas actuaciones tienen un presupuesto base de licitación de 424.841 euros y un plazo de ejecución de 4 meses. Las aceras son antiguas, pero no resbalan, y con la reforma se perderán sus míticas líneas rojas, que tanto han ayudado a no perder el rumbo en momentos complicados.

Camino de las Aguas y Avenida de Villamayor

En el caso de las aceras del Camino de las Aguas, los sucesivos refuerzos de firme de la calzada han hecho que en muchas zonas de esta vía apenas exista resalto de bordillo entre acera y calzada. Las obras permitirán recuperar la plataforma elevada de las aceras sobre la calzada facilitando una mayor seguridad al tránsito peatonal.

Las mejoras de las aceras de esta calle ascienden a unos 369.000 euros aproximadamente y la ejecución de los trabajos se prolongará durante cuatro meses.

Por otra parte, en lo que respecta a la Avenida de Villamayor, las obras consistirán en la mejora de las aceras del tramo comprendido entre el Paseo de Carmelitas y la calle Muñoz Torrero, dando continuidad a lo que ya acondicionó en el año 2015, y completando así las actuaciones de accesibilidad en una de las principales vías de la ciudad.

Esta actuación asciende a más de 140.000 euros y tiene un plazo de ejecución de 2 meses.

La previsión del Ayuntamiento es comenzar a ejecutar a finales de año los tres proyectos de renovación de aceras. Además de mejorar la accesibilidad de las mismas se colocarán más de una treintena de nuevas papeleras y se plantarán once árboles.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba