Opinión

La Historia es sexy

 

Entre felicitación y felicitación pareció aceptarse que no había uno mejor. El montón ya era de buen tamaño, de los que se ven antes de tocar su falda. Hay a quien el DNI le supone un peso, un lastre, una incapacitación. Cada uno llora lo que lo que le da la gana oiga, además, como con el vómito, no hay constancia de que ni alguien ni nadie, jamás, se hayan sentido peor en el post que en el pre, excepto cuando hablamos de cuchillos y cebollas rabiosas. Pero de lágrimas propias, insisto, sin constancia.

 

Para celebrar. No lo hay como estar de acuerdo con alguna afirmación para que cuando se afirma lo afirmado, todo el mundo esté de acuerdo. No es una paradoja sino una rebuznancia. Pero es que, en este caso la certeza, cierta es. Todo el mundo lo sabe. Estaremos de acuerdo.

Si has tenido la fortuna de ir al cole o al instituto, por malo y humilde que este pueda haber sido, habrás ido a clase de Historia, con aquellos enseñantes que con más, menos o nulo acierto intentaron motivarte para aprender o a lo peor, recordar. Historia. La asignatura que hace películas con los días pasados. Siempre me llamó la atención no haber llegado hasta ayer, lo gordo llegaba hasta la II Guerra Mundial más o menos. Y luego vacaciones. Tengo mis sospechas, aunque quizá no fue así y estoy utilizando mis recuerdos de una manera ventajista para que ornen mis argumentos… Tan humano que tú también lo haces. Con extrema diligencia.

El nuevo grano era el último que se sumaba a un montón de buen tamaño. El último es el óptimo. El mejor sobre el que poner las plantas de los pies, el más útil, porque el primero es como el día que:

  1. A) Dios decidió comenzar por inventar la semana de siete días y dar nombre a todos para poder ir a Misa el domingo antes de ponerse a crear el mundo tal y como ya no podemos conocerlo porque, por ejemplo, hace tiempo que una ardilla no puede cruzar Iberia de rama en rama.
  1. B) El Big Bang y la molecularización de las moléculas, mediante inenarrables para mi entender, reacciones químicas, pusieron en marcha una cadena de acontecimientos que derivó en un mundo tal y como ya no podemos conocerlo, porque por ejemplo, hace tiempo que una ardilla no puede cruzar Iberia de rama en rama.
  1. C) Comenzó todo y las ardillas cruzaban Iberia de rama en rama.

… Simplemente no había historia que contar.

Toda historia necesita perspectiva antes de poder ser contada. Toda historia se interpreta mejor a cierta distancia del origen. Toda historia requiere ser compartida desde cierta altura. Será que sencillamente, una historia sin perspectiva, sin distancia, sin altura, no es una historia sino una batallita.

Y allí, con los pies sobre el montón, no faltaron las perdices.

Más información, aquí

moveyourself-coaching.com



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba