LocalPortada

Dos policías, condecorados con la Orden del Mérito Civil

Se trata de Aníbal Moro y Fernando Martín, que forman parte de la Unidad de Prevención y Reacción

Aníbal Moro y Fernando Martín, agentes del cuerpo de Policía Nacional de Salamanca, han recibido en la mañana de este martes una condecoración de la Orden del Mérito Civil en reconocimiento a su trabajo. Ambos forman parte de la Unidad de Prevención y Reacción, UPR, que se dedica al mantenimiento del orden público y la seguridad ciudadana.

 

El acto institucional, que tuvo lugar en la sede de la Subdelegación del Gobierno, contó con la presencia de diferentes autoridades civiles y militares, así como representantes políticos y empresariales y agentes sociales.

Con todos ellos como público, los agentes Aníbal Moro y Fernando Martín recibieron este reconocimiento de la mano del subdelegado del Gobierno, Antonio Andrés, y el comisario jefe de la Policía Nacional de Salamanca, Francisco Martín.

Francisco Martín fue el primero en dedicarles unas palabras. En su discurso quiso ensalzar las cualidades de los homenajeados haciendo especial mención a su integración en la UPR. Esta Unidad presta servicio en las concentraciones ciudadanas, espectáculos, eventos sociales, fiestas patronales, etc, con la función de resolver posibles conflictos, amparar y garantizar el respeto y el cumplimiento de los derechos y libertades de los ciudadanos.

Antonio Andrés Laso hizo mención a la historia de la Orden del Mérito Civil, señalando que fue instituida por el Rey Alfonso XIII para premiar “las virtudes cívicas de los funcionarios”, así como “los servicios extraordinarios de los ciudadanos en el bien de la nación”. Después pasó a alabar los valores de los dos condecorados en nombre de la delegada del Gobierno y finalizó su intervención dedicando unas palabras a sus familiares.

Según expuso el subdelegado, Aníbal Moro, salmantino que lleva 40 años ejerciendo como policía nacional, es desde el 2008 responsable de la UPR en Salamanca. De Fernando Martín, también salmantino, quiso destacar “su decidida intervención rescatando a diez personas (dos de ellos niños) del edificio de la calle Príncipe, que sufrió una explosión del día 21 de diciembre de 2016”.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba