Opinión

Madrid, madrastra malvada

 

Para que no se ofendan los madrileños, nos referiremos a Madrid como capital de España, algo así como cuando se dice Bruselas para referirse a la U.E:

El proyecto de Constitución española fue votada por el 67% de españoles y dentro de estos, casi un 92% afirmativamente. Esta Constitución venía a “descentralizar” España –muy centralizada en la etapa anterior- en Autonomías para que cada una de ellas se desarrollara conforme a su mejor criterio.

Posteriormente se aprobaron leyes fiscales que recogían dicha descentralización. Habría unos impuestos para todo el país, otros para las autonomías y otros para las provincias y los ayuntamientos. Poco a poco estos impuestos se han ido descentralizando con cada Gobierno.

Un grafiti de “Alto Contraste” en el Alto del Rollo.

Con el paso del tiempo este Sistema Fiscal se ha ido haciendo perverso en si mismo y así Comunidades como Madrid –por centralizarse en ella las grandes empresas, las grandes instituciones y los grandes ejecutivos y sueldos medios- pueden bonificarlos al máximo haciendo imposible la financiación de las llamadas “provincias lejanas”. Esto no ocurre en el País Vasco, Navarra o Canarias por tener Sistemas Fiscales propios y diferenciados.

Algún gracioso de la Capital del Reino nos ha dicho que los bonifiquemos nosotros y se queda tan “pancho”. Comunidades Autónomas como Castilla y León, Castilla-la Mancha, Extremadura y otras no tienen futuro al no contar con financiación suficiente para hacer frente a la despoblación, el envejecimiento y al empobrecimiento general. Y no nos referimos solamente a las “provincias” ni a las zonas rurales, nos estamos refiriendo también a las capitales.

El último ejemplo lo tenemos con la burbuja inmobiliaria centralizada en Madrid –y en menor proporción en Barcelona- atrayendo el dinero ocioso de estas provincias despobladas para comprar pisos allí. En cada transacción, salen capitales y se paga el impuesto de transmisiones patrimoniales en Madrid.

Si añadimos este último caso al de la atracción de los grandes capitales para evitar el impuesto de sucesiones, que para perfeccionarse acaba por atraer impuestos de sociedades –más de 300 empresas y familias importantes de Castilla y León se han centralizado en Madrid con  el IRPF de estos familiares –también bonificado en su parte regional- y el caso de las Cajas de Ahorros –resulta que la de Madrid fue el mayor fiasco, lo pagamos entre todos los españoles y ahora allí tienen a Bankia, mucho mayor que la anterior- cuando por estos lares fueron “eliminadas” sin piedad. ¿Seguimos con Florentino Pérez destruyendo el equipo de la Selección Nacional un día antes del Mundial?

En resumen, la “madrastra malvada” absorbe sin miramientos nuestra juventud, nuestros recursos financieros y nuestros impuestos, rompiendo más España que los independentistas catalanes con su Golpe de Estado.

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

One Comment

  1. ¿Alguien puede poner en duda que la marcha de esta Democracia española con su “no política” de reducir brechas interterritoriales y un Sistema Fiscal perverso hace inviables a muchas de las llamadas “provincias lejanas”?.
    Muchos son los que hablan de la despoblación, el envejecimiento y el empobrecimiento de las mismas…pero…¿han hecho algo más que pronunciarlo cara a la galería?.

Deja un comentario

Close