LocalPortada

Escandalosa reforma en el barrio de San José

Bancos de piedra, jardineras sin plantas, suelos con desnivel, bajas calidades en los materiales,...

El Ayuntamiento ha consumado una chapuza sin parangón en el barrio de San José. Acaba de concluir las obras en varias plazas interiores a pesar de que presentan deficiencias en su ejecución, múltiples carencias, y cuyo resultado final dista mucho del proyecto que se aprobó y se anunció a bombo y platillo por parte del propio equipo de gobierno municipal.

 

Según denuncia el PSOE, las nuevas zonas ajardinadas además de haberse reducido en número muestran «un aspecto deplorable». El césped recién plantado brilla por su ausencia y los espacios verdes se han convertido en arenales o barrizales.

Ha habido una supresión de plazas de aparcamiento, estrechamiento de calles que dificulta la circulación y falta asfaltado en algunas calzadas previsto y contemplado en el proyecto.

Además, el mobiliario urbano no se corresponde con el proyecto anunciado y aprobado en cuanto a que el número de juegos infantiles en inferior al previsto, los bancos instalados son de un modelo antiguo y desfasado que el Ayuntamiento ya no utilizaba en proyectos como este y distan mucho de los que se están poniendo en otros barrios y zonas donde se han acometido obras similares a las de San José.

Hay una ausencia total de plantas en las jardineras que se han colocado por lo que a día de hoy solo están sirviendo de improvisados basureros.

Las nuevas aceras y bordillos muestran una imagen «paupérrima vergonzosa» con continuos parcheos tras haber utilizado materiales y pavimentos diferentes, desiguales, o provenientes de desechos de obra.

El adoquinado y el suelo presenta en algunas partes considerables desniveles donde se crean balsas o charcos de agua, y solo con los escapes del riego por lo que se podría convertir en auténticos ríos en días de lluvia, a lo que hay que añadir una mala planificación o inexistencia de desagües que evacúen el agua. Muchas de estas evacuaciones se han hecho tan mal que el agua se dirige directamente a los portales de los edificios.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba