Opinión

La calidad del aire / Air quality

LA CALIDAD DEL AIRE

El cambio climático, la penalización del gasoil, las limitaciones de tráfico en las ciudades, entre otros, son grandes temas actuales en nuestra sociedad, alimentados por gran cantidad de noticias que aparecen en los medios de comunicación; pero el informe Nº 23 de 2018, del Tribunal de Cuentas Europeo denuncia que la salud de los ciudadanos no tiene aún la suficiente protección.

Muchas ciudades cuentan con sistemas de medición de gases y partículas que contaminan el aire y, probablemente, las administraciones analicen los datos y adopten medidas correctivas. Se escuchan noticias de prohibiciones de acceso y circulación en determinadas áreas, limitaciones de velocidad, etc. cuando aparecen picos que sobrepasan los límites permitidos de concentración de contaminantes en el aire y cuando esto se controla no se vuelve a oír nada más, hasta el próximo suceso.

La falta de transparencia e información a los ciudadanos es denunciada, también, en el citado informe. Es curioso, que en un mundo en el que los sistemas y medios de comunicación tienen un alto desarrollo, la deficiencia en la publicidad acerca de los índices de contaminación es alarmante. Conocer permite concienciar, aprender y actuar en consecuencia; por ello, se debe promover y facilitar el acceso a detalles que podrían ayudar a tomar decisiones que permitan actuar de forma coherente, tales como publicación de valores medios de concentración de elementos contaminantes del aire en diferentes localizaciones mediante pantallas, aplicaciones móviles, redes sociales o emisión de boletines informativos a través de radio, al igual que se hace con los cortes de tráfico por obras y otras contingencias.

La polución causa graves daños a la salud y, por tanto, la información es fundamental.

“Décadas de investigación científica han probado que la contaminación es perjudicial para la salud humana y provoca calentamiento global”. (Jeff Merkley)

 

AIR QUALITY

 Climate change, the penalty on diesel, the limitations of traffic in cities, among others, are major current issues in our society, fuelled by a large amount of news that appears in the media; but document No. 23 of 2018, of the European Court of Auditors, reports that the health of citizens does not yet have sufficient protection.

Many cities have systems for measuring gases and particles that pollute the air and, probably, administrations analyse the data and adopt corrective measures. You hear news of prohibitions of access and circulation in certain areas, speed limitations, etc. when there are peaks that exceed the allowed limits of concentration of pollutants in the air and when this is controlled, nothing else is heard until the next event.

The lack of transparency and information for citizens is also reported in the aforementioned report. It is curious that in a world in which systems and media have a high development, the deficiency in advertising about pollution rates is alarming. Knowing allows awareness, learning and acting accordingly; therefore, access should be promoted and facilitated to details that could help to make decisions that allow to act in a coherent manner, such as publication of average values ??of concentration of air pollutants in different locations through screens, mobile applications, social networks or Issuance of news bulletins through radio, just as it is done with traffic cuts for works and other contingencies.

Pollution causes serious damage to health and, therefore, information is essential.

“Decades of scientific research have proven that pollution is detrimental to human health and causes global warming”. (Jeff Merkley)

Antonio González Losa

— oOo —


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba