Opinión

Anécdotas en yoga

 

Esta semana en tu columna de Yoga: anécdotas. Anécdotas, que seguro que te han pasado como alumn@, o como profe, y si no te han pasado, te pueden pasar. Así que relájate y disfruta. Bienvenida, bienvenido.

El significado del Om. Su canto, su beneficio, la vergüenza que te da al principio esta cosa rara de cantar en público. Esta semana en anécdotas, pongamos que hablo de una alumna imaginaria, que siempre se llamará Juana.

Cuando al final de la clase invito a cerrar la práctica con tres bonitos Oms, y Juana se me queda mirando en plan: Ni en broma…yo no canto ni en la ducha…

La primera vez, Juana, se quedó escuchando a la gente de alrededor entonando este maravilloso y universal mantra (El mantra es una palabra sánscrita que tiene como objetivo relajar e inducir a un estado de meditación en quien canta o escucha. La palabra está conformada por 2 expresiones “man” que significa “mente” y “tra” que expresa “liberación”). El canto de este mantra es sanador, a su vibración se le atribuye un poder curativo, ya que es la vibración más básica enraizada en el universo. Aunque en occidente sólo es conocido por la comunidad yogui o algún allegado a ella.

Total, que Juana, la segunda semana, lo empezó a cantar un poco porque todo el mundo lo hacía y me confesaba que se sentía un poco rara. Y yo le explicaba que siguiera experimentando, que quizás podía sentir, lo que da ese canto, una sensación de calma, que relaja el sistema nervioso y aquieta la mente.

Las siguientes semanas, me confesó:
– Bueno, ya no me siento tan rara, no está mal esto de cantar el Om (risas)

Lo interesante en el canto de este mantra, es poder ir conectando contigo a través de tu voz, sentir como resuenas dentro de ti, y en grupo, sentir la vibración de todas las personas allí presentes. Resulta que luego es un sonido, que cantarlo es gratificante.

Hoy en día cada vez que cantamos el Om y miro la cara de Juana al final, es una expresión alegre y calmada a la vez.

Así que te animo a probar, a investigar tu voz, tu sentir… y suenes como suenes, si te apetece canta el Om, no en plena oficina…pero busca tu lugar tranquilo, en casa, o en tu práctica, en tu esterilla. Siéntate y siéntete en el OMMMMMMMMM y deja que se asiente.

Algunos beneficios de entonar el Om:

  • Ayuda a reducir el estrés.
  • Efecto de descanso.
  • Mejora la concentración.
  • Equilibra tus emociones.
  • Ayuda a deshacerse de la negatividad.
  • Es tu aliado para desconestar y conectar-te contigo.
  • En fin, mogollón de aspectos chulos, y que a mí, me chifla.

Ten un buen día y cuida tu energía. Marta

Yoga Ganesha

Noticias relacionadas

4 comentarios

  1. Me encanta las lecciones de yoga que nos das todas las semanas. Sigo y veo con claridad cómo las prácticas y ejercicios me transmite mas seguridad y tranquilidad en mi persona. Ya voy entonando «OM» . Gracias y sigue porfa.

    1. Eso es, a seguir entonando esa vibración maravillosa. Gracias por leer y por compartir tu experiencia. Que tengas un buen día. Marta

  2. A mí me pasaba al principio como a Juana… ¡Y ahora me chifla como a ti! Sienta tan bien… 🙂
    Gracias por tus post y por compartir tu maravillosa visión del yoga. ¡Sigue así!

Deja un comentario

Botón volver arriba