Opinión

Fondos de Inversión y despoblación

Ahora que la “Troika” ha reducido a la mínima expresión el Sistema Financiero Español es cuando más se observan los efectos dañinos que  los Fondos de Inversión están provocando en las provincias “lejanas”.

Con las cuentas corrientes, las libretas de ahorros, los plazos fijos o las cédulas hipotecarias se financiaban las inversiones de las personas y de las empresas locales. Este proceso está controlado por el Banco de España.

Pero con los Fondos de Inversión, ni los ahorradores, ni la Administración Pública es capaz de saber qué y a quién se financia. Este producto, sin duda, invierte en los grandes centros económicos y en lugares especulativos, olvidando  a grandes extensiones del resto del territorio.

Este producto es el favorito de los “ejecutivos”, esas personas que han sustituido a los “capitalistas” –que arriesgaban su dinero y organizaban sus empresas- y que con su nula responsabilidad social –más allá de la penal- favorecen la centralización de la economía y por tanto de las personas.

Si a esto le añadimos la favorable fiscalidad de los fondos de inversión contra el resto de productos, vemos como la economía se centraliza cada día más y crecen las brechas entre personas –muy pocos ricos frente a muchos pobres- y entre territorios –grandes capitales frente a pequeñas capitales y mundo rural-

No es de extrañar que en la España del interior cuatro de cada cinco pueblos se estén quedando sin Entidad Financiera, por tanto, sin acceso a la financiación y esto implica que tendrán que emigrar. No hay futuro.

¿Ha llegado el momento de hacer una gran Entidad Financiera Pública para dar servicio y financiación a  todo el territorio?. ¿Ha llegado el momento de que los organismos inspectores del estado vigilen a quiénes dominan el mundo al través de los Fondos de Inversión?

No es de extrañar que algunos ejecutivos españoles del sector financiero hayan usurpado bancos enteros a sus accionistas mayoritarios a través de los Fondos de Inversión y como ejemplo se podría citar el caso de Argentaria –banco público muy débil- que tomó  el control del gran banco BBV.

¡Cuidado!, estamos ante nuevos escenarios en los que el capitalismo es más anónimo que nunca y provoca grandes desequilibrios entre las personas y los territorios…¿Hablamos más de los Fondos de Inversión?.

Es evidente que la despoblación que sufrimos se incrementará mucho más para los próximos tiempos en España ya que  este tipo de producto está siendo manejado a su antojo por ejecutivos sin responsabilidad social.

José Luis Blanco


Deja un comentario

Botón volver arriba