LocalPortada

El Ayuntamiento vende por tercera vez los 600 huertos en Salas Bajas

Ya los anunció en septiembre de 2014 y en abril de 2015

Salamanca contará con un gran parque de más de 100.000 metros cuadrados, en el que se ubicarán 600 huertos urbanos ecológicos y nuevas zonas de ocio y disfrute en el entorno de la ribera del río, dentro de la estrategia ‘EDUSI Tormes+’, en la zona de Salas Bajas, junto a Viveros El Arca, que se perfile como el gran suministrador del complejo hortelano.

 

Se trata de un «ambicioso proyecto» que se presenta o anuncia por tercera vez. La primera, en septiembre de 2014, cuando se hablaba de un millar de huertos. La segunda vez que se presentó el proyecto fue en abril de 2015, y ya se rebajó la cifra de huertos a los 600 que se han convertido en definitivos.

Con un presupuesto aproximado de 2,4 millones de euros y un plazo de ejecución de 12 meses, que se realizará por fases, «transformará totalmente la zona de actuación», situada en la margen izquierda del río Tormes, informó el Ayuntamiento de Salamanca. Pero no se ha aclarado la fecha de inicio de las obras, por lo que aún puede haber tiempo para darle bombo y platillo una o dos veces más, si es que se hacen finalmente.

El proyecto contempla cuatro modalidades de huertos: de ocio, sociales, de investigación y formación. Estos servirán como conexión y transición entre la zona más urbanizada y el entorno natural de las márgenes del río, que constituirán los corredores verdes.

Cada huerto tendrá una superficie de 50 metros cuadrados, y estará delimitado dentro de once sectores vallados con medidas de seguridad. En total, supondrán 40.000 metros cuadrados de cultivo y contarán con 30.000 metros cuadros de paseos verdes, 7.000 de zonas verdes, 700 árboles nuevos y 6 kilómetros de conducciones de agua.

En la zona cercana a los huertos, en la Avenida Padre Ignacio Ellacuría, se habilitarán aparcamientos públicos, se creará un nuevo tramo de carril bici e instalarán nuevas bases del Sistema de Préstamo de Bicicletas SALenBICI.

Se creará un aljibe de 2.500 metros cúbicos para su mantenimiento con planta fotovoltaica de bombeo, contadores de agua y alumbrado público eficiente. A estas infraestructuras se sumarán dos naves-almacén para la gestión con una superficie de 300 metros, donde se ubicarán aseos públicos y una zona para el alquiler de aperos. Los ciudadanos podrán disfrutar, además, de zonas comunes con sombras y mesas para picnic en el descanso.

La propuesta incluye la urbanización de la zona para el desarrollo de una lonja-mercado, con una superficie de 2.000 metros cuadros que permitirá el conocimiento e intercambio de productos, pero también, con un carácter totalmente versátil, la realización de otras actuaciones culturales y sociales (mercado hortofrutícola, mercado artesanal, ferias gastronómicas y exposiciones).

La Lonja-mercado, con un edificio similar al Mercado Central.

También se pondrá a disposición de los salmantinos una superficie de 500 metros cuadrados como zona de restauración, con terraza, juegos infantiles y espacios de ocio.

El desarrollo de los huertos urbanos estará vinculado con la agricultura ecológica, con lo que los productos se cuidarán y alimentarán de modo orgánico y natural, sin usar pesticidas ni abonos químicos con el fin de obtener de los mismos alimentos sanos y respetuosos con el medio ambiente.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba