Opinión

9 ventajas del yoga (y una más)

 

Esta semana en tu columna de Yoga: anécdotas. Anécdotas que seguro que te han pasado como alumn@, o como profe, y si no te han pasado, te pueden pasar. Así que relájate y disfruta. Bienvenida, bienvenido.

Hoy, en anécdotas, sigo hablando de esa alumna imaginaria, que se llama Juana. Y fue hace algún tiempo, cuando trajo a una amiga suya a la clase de yoga. Su amiga, expresaba: “Yo no voy a yoga porque no soy flexible”. Es una de las frases que se escucha mucho, cuando alguien llega a hacer su primera práctica de yoga.

Y Juana explicaba a su amiga que la flexibilidad no es una cualidad (puede que la tengas o puede que no) por la que una persona va a yoga, sino que es una consecuencia de la práctica de yoga. La flexibilidad, si se da, es con la práctica, como casi todo. Constancia y perseverancia, con esa actitud de disfrute y de búsqueda de belleza en lo sencillo. No en retorcernos como un algodón de feria. Además no debe ser la flexibilidad la única  razón por la que nos apuntamos a hacer yoga.

El caso es que tenemos que conocer muy rebien nuestro propio cuerpo y permanecer fieles a lo que somos, no podemos obtener el resultado de la persona que está en la esterilla de al lado, porque no sabemos si lleva cuatrocientas mil clases o veinte años practicando. Ahí es cuando hay yoga, cuando estás en tu propio proceso, avanzando y sintiendo.

Juana comentaba que cuando ella era más joven, quería ser distintos personajes públicos  famosos de la época, como la actriz y bailarina Jennifer Beals, de la peli Flashdance (seguro que te acuerdas). Se dio cuenta con el tiempo de que ella era Juana, conectó con su autenticidad y su flexibilidad, y asistió a yoga muy conforme.

Años después… Juana se asombra todavía de cómo ahora su cuerpo es más espacioso, en el sentido de sentirlo más escuchado y confortable, más ligero y menos rígido.

Algunos beneficios de practicar tu flexibilidad:

  • Te sientes mejor.
  • Recoges las cosas del suelo menos ortopédicamente.
  • Te pones mejor los calcetines.
  • Cultivas tu cuerpo.
  • Vas metiendo salud en esa hucha imaginaria para envejecer mejor.
  • Te permite sentir tus limitaciones.
  • Descansas mejor.
  • La mejor flexibilidad está en tu mente, esa es la que más felicidad te aporta.
  • Te sientes mejor en la postura para meditar.

El yoga es autoaceptación y desde ahí podemos ser más flexibles.

Ten un buen día y cuida tu energía.

Yoga Ganesha Salamanca

 



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba