Más noticias

Villarejo deja caer por qué se incendió el edificio Windsor de Madrid

Para destruir los papeles comprometedores para Francisco González, presidente del BBVA, sobre su empresa de broker, que se quemaron en el siniestro

Justo 14 años después del pavoroso incendio del edificio Windsor de Madrid, que impactó a toda España, ha surgido la sospecha de que el excomisario Villarejo pudo estar detrás del siniestro, desencadenado para destruir la auditoría elaborada por Deloitte sobre la empresa de broker FG Valores, propiedad de Francisco González, que vendió a Merryl Linch antes de su acceso a la presidencia del BBVA.

 

Por aquellas fechas de 2005 la fiscalía que investigaba esa operación, en la que se podría haber producido un fraude de 700 millones de pesetas, y pidió a Deloitte la única copia que custodiaba de aquella auditoría.

La sede central de Deloitte ocupaba varias plantas del edificio Windsor, y toda la documentación, incluida la auditoría que podía comprometer al presidente del BBVA, quedo destruida.

La investigación del incendio concluyó señalando que tuvo su origen en un cigarrillo mal apagado y la mala suerte, algo que no era demasiado convincente, pero era lo que había.

Ahora, el portal relacionado con el excomisario Villarejo, moncloa.com, ha sacado unos documentos relacionados con la Operación Trampa, que le encargo supuestamente el presidente del BBVA para defenderse y atacar al llamado Grupo Hostil que quería asaltar la cúpula del bando y apear de la presidencia a Francisco Gonzalez. Un grupo formado por  los empresarios Luis del Rivero y Juan Abelló y el ex ministro de Industria socialista Miguel Sebastián.

En la parte del informe relacionada con la eliminación de la auditoría sobre FG Valores, Villarejo decía que iba a desarrollar una “acción final” para “eliminar rastros documentales de la firma de auditoría DEL., intento de sustitución de soportes documentales originales, en su defecto eliminación física de los mismos. Sin comunicar ni fecha ni procedimiento del sistema operativo para conseguir su destrucción”.

En un documento posterior, Villarejo cambia el concepto de “acción final” por una “nota final”, una vez que el Windsor había quedado consumido por el fuego. “Parte de las actuaciones […] no se han archivado por motivos de seguridad. El objetivo de este proyecto se ha cumplido totalmente, por lo que este GIA (Grupo de Inteligencia y Análisis) ya ha finalizado su cometido”.

Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba