Opinión

El arado y sus beneficios

 

Esta semana dale jugo a tu práctica, hablaremos de Halasana. Bienvenida, bienvenido.
La traducción del sánscrito es ‘postura del arado’. Intimemos un poco más con esta ãsana y veamos qué nos descubre.

Halasana es una ãsana de las que yo llamo “dos por uno”. Esto es porque además de ser una postura invertida es una de las posturitas de flexión. Vamos, que a la vez que inviertes tu gravedad también te flexionas. El yoga es maravilloso.

Como implica una flexión cervical, es muy recomendable tener en cuenta esta zona con una escucha muy activa, y valorar el colocar una manta de soporte bajo los hombros. Se suele practicar junto con ãsanas invertidas como sarvangãsana (postura sobre los hombros, conocida también como “la vela”).

Muy importante: en todas estas ãsanas en las que la columna cervical está implicada, una vez que estamos en la ãsana, no debemos mover nunca la cabeza, ¡aunque pase lo más bonito por el lado izquierdo!

Es una postura que así a primera vista parece complicada, pero que si seguimos los pasos y progresiones adecuadas, es una postura que puede darte todos sus beneficios. Sí es importante que si acabas de empezar a practicarla tengas un profe al lado que te ayude en los ajustes necesarios. Como, por ejemplo, la colocación de la manta, la posición de los brazos y dónde enraizar el peso.

El peso del cuerpo se encuentra repartido en: brazos, hombros y puntas de los pies.

A nivel físico, realmente es una ãsana que aporta un estiramiento intenso de toda la espalda y serás muy consciente. Y… ¿no se trata de eso? Pues celebremos esta linda ãsana. Como siempre, ahí está: la respiración.

Es la carta comodín para entrar en ese estado de meditación en cualquier ãsana. La respiración ha de ser fluida, transcurrir de forma amplia y profunda. Una respiración suave hace que se relaje muy bien la cara, la mandíbula, el cuello y el abdomen. Respírate con calma en halasana.

Beneficios para ti con halasana:

  • Masajea el abdomen, órganos y vísceras.
  • Estira la columna, hombros y cuello.
  • Reduce el estrés que vamos acumulando y la fatiga.
  • Influye positivamente en la glándula tiroides.
  • Es una postura tranquilizante.
  • Induce a un estado de interiorización.
  • Mantiene tu columna firme y sana.

Deseando que te guste, te invito a investigarte con: Halasana, para una vida sana. Y usando la interjección: ¡Hala! ¡Sana!

Ten un buen día y cuida tu energía.

 Ganesha Salamanca

Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba