LocalPortada

El PP sabe hacer las cosas

Parece que Cs se ha aprovechado del PP en el Ayuntamiento, pero quizá haya sido al revés

El PP compra, perdón, convence, a tres ediles de Cs con sueldos irresistibles: dos tenencias de alcaldía y una dedicación exclusiva y un asesor para cada uno a prueba de moción de censura, lo que le garantiza una legislatura  tranquila, sin sobresaltos. Se podría decir que Cs ha apretado al PP y lo ha extorsionado. Pues hay serios indicios de que no ha sido exactamente así, o solo así.

 

El precio de la tranquilidad para el PP han sido unos 650.000 euros en el conjunto de los cuatro años, que es lo que suman las remuneraciones de dos tenientes de alcalde y un asesor que Cs ha obtenido a mayores. Más de lo que han recibido sus cuatro concejales no les puede ofrecer nadie y así el PP se asegura tres votos para sumar mayoría absoluta, que son los que necesita. Para el cuarto edil de Cs quedan las migajas, que tampoco es mala cosa, pero ese en realidad ya no le importa al PP, no es trascedente.

Así, si hay una hecatombe en Cs a nivel nacional, que es probable en un partido con una ideología tan variable, el PP salmantino se asegura la lealtad (servidumbre) de los tres que tiene cebados, que seguirán a su lado porque el principal pilar ideológico de la troupe del ayuntamiento está en la cartera, y eso lo sabe el PP mejor que nadie.

Les ha puesto buenos sueldos y un asesor a cada uno. Para ello incluso les ha dado uno de los suyos,  Cañamero, que de buenas a primeras se ha visto nombrado asesor del PP para trabajar para Cs.

Ahora ya solo queda que vayan pasando los días, los meses, vegetando en las comisiones informativas y en los plenos. El PP ya tiene amarrada una mayoría absoluta a prueba de bombas y solo tiene que aguantar la humillación de ver a unos intrusos sentados a su mesa, porque no es amigo de compartir el poder con los ajenos a la familia, aunque a lo largo de su trayectoria se ha acostumbrado a cosas peores, como retorcer contratos y situaciones diversas sin pestañear.

En el peor de los casos, sería más fácil que tres de los cuatro de Cs se afilien al PP (en realidad ese es su sueño dorado) antes de que les diera por apoyar una moción de censura o hacerse tránsfugas, porque eso va en contra de sus inquebrantables principios, o sea, el sueldo y también porque todo lo que hay a su izquierda les produce más sarpullido que al propio PP.

El PP lo sabe y lo utiliza. Lo ha utilizado. Chapeau. ¿Eso es saber hacer las cosas, o no? Son muchos años maquinando.


Noticias relacionadas

4 comentarios

  1. Se les llenaba la boca de “REGENERACIÓN” igual les da que sus votantes estén molestos con las decisiones que solamente benefician a estos tres personajes sin moral alguna. Mi voto ya no será de nuevo para Cs.

  2. Bochorno y vergüenza ajena, me provocan estos «listos» de Ciudadanos. Cuatro años pasan enseguida y volveréis al barro.

  3. Buen articulo.
    La desvergüenza de estos políticos raya la indecencia.Salamanca tiene lo que se merece.
    Así nos va ,algunos aunque no les guste, tenemos mucho que aprender de la comunidad vasca.

Deja un comentario

Botón volver arriba