Cultura

La vuelta al mundo en 1.123 días

La sala de exposiciones de Julián Sánchez ‘El Charro’ alberga la muestra ‘El viaje a la especiería de Magallanes y Elcano’ que recrea el viaje que emprendieron estos marineros para encontrar una nueva ruta de las especies hace ahora 500 años, comenzó su navegación un 10 de agosto de 1519

 

Hace 500 años, fue un 10 de agosto de 1519, dos marineros Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano, emprendieron uno de los grandes viajes que ha protagonizado el hombre a lo largo de su historia.

Tres años, más de 200 vidas, entre ellas la de Fernando de Magallanes, cuatro naos hundidas y una cantidad ingente de dinero de la corono española fue el coste de descubrir una ruta nueva de las especies, un paso entre dos océanos, el Atlántico y el Pacífico, cuyo nombre honra a su descubridor, y que la tierra era realmente redonda, porque partiendo de Sevilla un 10 de agosto de 1519 cinco naos, atracó en Sanlúcar de Barrameda, la nave Victoria, el 6 de septiembre de 1522, con el capitán ElCano y 17 tripulantes.

Esos 18 marineros se habían convertido en las primeras personas en dar la vuelta al mundo. Gracias a uno de ellos, Antonio de Pigaffeta, cronista y dibujante de la expedición, conocemos parte de lo que ocurrió en esos tres años de travesía.

“Gracias a la Providencia, entramos el sábado 6 de septiembre en la bahía de Sanlúcar y de sesenta hombres que componían la tripulación cuando salimos de las islas maluco, no quedamos más de dieciocho, la mayor parte enfermos. Los demás, unos se escaparon a la isla de Timor, otros fueron condenados a muerte por los crímenes que cometieron y otros, en fin, perecieron de hambre.

Desde nuestra salida de la bahía de Sanlúcar, hasta el regreso, calculamos que recorrimos más de catorce mil cuatrocientas sesenta leguas -69813,343 km- dando la vuelta completa al mundo navegando siempre de levante a poniente”.

La expedición se inició para encontrar una nueva ruta de las especies y a su llegada, el ‘Victoria’ traía a bordo especies que sirvieron para costear la expedición y dar beneficios. La dificultad y dureza de la misma planeada por Magallanes y terminada por Elcano queda aún más de manifiesto porque hasta cincuenta años después no se volvió a repetir dicho viaje.

La vuelta al mundo fue la comprobación empírica del concepto teórico que desde la antigua Grecia otorgaba forma esférica a la Tierra. Con esta gesta también se demostró que América no era parte de Las Indias, sino una nueva tierra que rompía el equilibrio que hasta entonces había mantenido Europa, Asia y África, y que era neceario franquear en el camino hacia las islas Molucas, cuyas especies eran el auténtico objetivo del viaje.

Sin embargo, este hito histórico, y el donsiguiente incremento del mundo que ocasionó, no hubiera sido posible sin la evolución y el desarrollo que en el último tercio del siglo XV experimento el arte de navegar gracias a los avances en la construcción nabal, la mejora de los instrumentos náuticos, el mayor entendimiento y uso de la astronomía, el conocimiento de las corrientes marinas y el perfeccionamiento de la cartolgrafía.

Estas curiosidades, además de mapas, rutas, fotografías, cartas y reproducciones son lo que se puede ver en la exposiciones ‘El viaje a la especiería de Magallanes y Elcano’, en el centro Julián Sánchez ‘El Charro’.

Exposición de Magallanes y Elcano en el Julián Sánchez El Charro.  (13)

 



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba