Cultura

Kenny Barron Trio logran que Salamanca mueva los pies

El Patio Chico acogió el primer concierto del II Festival Internacional de Jazz

 

Decía William Basie que si tocas una melodía de jazz y las personas no mueven los pies, no la toques más. Eso no le ha pasado a Kenny Barron Trio, los salmantinos y foráneos que han colmado el Patio Chico este martes por la noche han movido los pies y han disfrutado del primer concierto del II Festival Internacional de Jazz.

Los amantes del jazz han difrutado de este concierto y al salir las conversaciones eran todas similares. “Fantástico”. “Nos ha encantado”. “Ha estado genial”. “El enclave, mejor que el año pasado. Además, puede asistir más público”.

Varios centenares de personas estaban sentadas y llenaban el Patio Chico, pero también había personas sentadas en el jardín, así como en los muretes de la calle Arcediano. Todo un éxito de público.

El festival continúa este miércoles 10 con el trompetista Fabrizio Bosso, uno de los músicos más importantes aparecidos en el mundo del Jazz europeo en los últimos años. Dotado de una técnica excepcional, exhibe además un “feeling” muy enraizado en la tradición del Jazz norteamericano, con influencias de músicos clásicos como Cootie Williams o contemporáneos como Wynton Marsalis y Roy Hargrove. Se presentará al frente de su cuarteto regular, interpretando -entre otras- música de su última grabación, “State of the Art”.

El jueves será el turno para Houston Person Organ Trío. El saxofonista Houston Person es el último miembro de la generación de “Boss Tenors” que arranca con Ben Webster en los años cuarenta y siguió con Illinois Jacquet, Ike Quebec y Gene Ammons en los sesenta, setenta y ochenta. Con más de cien sesiones en su haber, es uno de los músicos más grabados en la historia del Jazz. Su música, inspirada en las raíces del “Rhythm and Blues”, destaca por su exquisita sensibilidad en la interpretación de las baladas. El formato de trío con órgano Hammond y batería es uno de los preferidos por este gigante del Jazz.

El viernes 12 de julio se podrá disfrutar del Gypsy Swing de Stochelo Rosenberg y Costel Nitescu, acompañados por el trío de Biel Ballester. Entre los muchos seguidores del llamado “Jazz Manouche” o “Gypsy Swing”, estilo basado en las aportaciones de Django Reinhardt y Stéphane Grappelli a mediados del siglo pasado, existe un consenso sobre quiénes son los mejores intérpretes actuales de esta imaginativa música. Y los nombres del guitarrista Stochelo Rosenberg y el violinista Costel Nitescu están en boca de todos, por su creativa “puesta al día” del estilo. En esta ocasión estarán acompañados por el trío del guitarrista mallorquín Biel Ballester, considerado el mejor exponente del Jazz Manouche en nuestro país.

Y clausurará este II Festival Sarah Mckenzie & Horns. Pianista, cantante, compositora, arreglista, el talento de esta joven artista australiana parece no tener límites. A pesar del poco tiempo que lleva en el mercado ha tenido una carrera fulgurante, con éxitos de público y crítica en los cinco continentes. Su último disco “Secrets of my heart” ha arrasado en las listas de las plataformas digitales, y el vídeo (en YouTube) de su presentación en el Festival de Jazz de San Javier acumula cerca del medio millón de visualizaciones. En esta ocasión, y además de con su propio cuarteto, se presentará junto a una sección de metal que contribuirá, sin duda, a aumentar el valor jazzístico del concierto.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba