Opinión

Matrix: “No pienses que lo eres. Sabes que lo eres”

 

El final de agosto va llegando y terminamos esta forma de hablar de los fundamentos del yoga a través del cine, ese cine de yoga que nos ha acompañado estos meses de calor y luz. Finalizamos con más propuestas cinematográficas para acoplar a tu práctica.

En la parte de películas dedicadas al yoga y la meditación, te aseguro que hay un buen número de ellas muy recomendables. En la otra parte, mi propuesta es ver, investigar, pelis que quizás ya hayas visto, pero esta vez con tus ojos de yogui. Mola, ¿eh? Pues esto de postre.

Dentro de la primera parte que te comento, películas dedicadas al yoga y a la vida consciente, hoy presentamos un documental titulado La historia del yoga. Es una película documental dirigida por Deepika Kothari y Ramji Om. La verdad es que para mí honestamente es una investigación, ya que es muy muy reciente y sólo he podido verla una vez, y espero volverla a visionar para sacar más partido de ella. Aunque lo guay es que está con subtítulos en español para verla más de relax.

La historia del yoga es un lindo viaje a través de los siglos de sabiduría cultural y espiritual de la India. Explica cómo el ser humano en muchas ocasiones se pasa la vida buscando hacia el exterior. Y como sucede en la práctica de yoga y meditación, la respuesta la encontramos mirando y escuchando dentro, en cada respiración y en cada sensación. Para no quedarte atrapado fuera: toma un respiro, haz yoga y mira dentro.

La siguiente idea en el espacio Yoga de verano, vamos con una película que cumple este año 2019 su 20º aniversario. ¿Y si el mundo que conoces fuera un engaño? ¿Adivinaste ya de qué película hablamos hoy? ¡Premio! Esa es, Matrix. Cómo no cerrar este ciclo de verano con un broche de oro y así celebrar su veinte cumpleaños. Es una película de las más valoradas dentro de la ciencia ficción y tiene mucho yoga.

Con la cinta de las hermanas Wachowski aprendimos muchas cosas, como por ejemplo que la confianza y el esfuerzo pueden hacer que cambie la forma de mirar y afrontar los acontecimientos que te va trayendo la vida. Aprendimos que quien no sabe kung fu, es porque no quiere. En la esterilla de yoga la confianza y el seguir practicando es lo mismo. Si perseveramos en aquello que más nos cuesta desaparecerán esas resistencias.

Así que tú eliges, ver la realidad (pastilla roja) o la ficción (pastilla azul), impresionante elección en tu día a día, sobre cuánto quieres ser de consciente y así llevar luz a través de ese yoga cotidiano.

Si desde que viste Matrix piensas que las cabinas telefónicas tienen utilidades sospechosas (risas), intenta cambiar el modo de mirar y vive consciente. ¡No hay cuchara!

Ten un buen día y cuida tu energía.

**** Últimas novedades: Desde el 2 de septiembre volvemos contigo, con todos los horarios de clase habituales en Yoga Ganesha.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba