Opinión

Oro

 

Oro. Ser oro puro. Hacerse de oro. El tiempo es oro. No es oro todo lo que reluce. Como los chorros del oro. Donde el oro habla, la lengua calla…

¿Qué tiene el oro? ¿Por qué se ha convertido en símbolo de riqueza? ¿De prosperidad? No deja de ser un mineral como otro cualquiera. Cuando valía el hierro, el oro no era nada. Cuando valía el bronce, el oro no era nada. Hasta que un día, un alguien decidió que tener pepitas de ese reluciente metal amarillo era lo más valioso. El valor lo da el hombre…

Con el 79 a la espalda, su número atómico. Blando, brillante y amarillo. Aurum, brillante amanecer para los romanos. Lo mejor y más reputado para la joyería. Sí, el adorno. La muestra. La enseña de la valía que, si quieres comprármelo, no vale para otra cosa que para ser mostrado. Para el alarde, para la prueba de poder, para marcar el nivel. Quien se hace de oro  automáticamente se olvida de subir los escalones, le corresponde un ascensor privado. Curioso.

No podía ser un guijarro de río, de esos hay muchos. No podía ser un grano de sílice, tenemos un montón de desiertos, habría para todos. No podía ser nada vulgar. Tenía que ser el oro. Porque es elementalraro y muy difícil de encontrar en la naturaleza. Redundante, raro.

Porque es puropesadomaleable y dúctil. Porque son muy pocos los elementos que le provocan reacción alguna. El mercurio de la fiebre, el venenoso cianuro y la lejía que no limpia sino que blanquea son de los pocos ingredientes capaces de alterarlo.

Porque ha pasado por las condiciones, quizá, más extremas a las que pueda ser sometida cualquier cosa en el universo. Se le supone nacer del y en el corazón de una supernova, tras un colapso posterior a una fusión nuclear. Máximo calor, máxima presión. Casi nada…

Dicen, y me parece lo suficientemente bonito y valioso como para tomarlo como cierto, que es el resultado de la colisión de estrellas. Dicen, y me parece lo suficientemente bonito y valioso como para tomarlo como cierto, que surge de gases y líquidos que se elevan desde el interior del planeta a través de las fallas de la corteza terrestre.

Cualquiera de las dos posibilidades pueden mostrarse válidas si no posees el magisterio de las ciencias físicas. En cualquier caso irrelevantes, si me permites, para entender cómo podemos hacernos con el oro. Olvídate de las manos de Midas, murió de hambre rodeado de riquezas.

Resumo. El oro es pureza (lee autenticidad), es pesadez (lee insistencia), maleabilidad (lee flexibilidad), es ductilidad (lee dirigible, educable). Es elemental (lee esencial, lee fácil de comprender), es raro (lee poco común, poco frecuente).

Y sí. Surge únicamente a partir de las condiciones más extremas, del máximo calor, de la máxima presión. De las estrellas del cielo o de lo más profundo de la tierra. De lo que está sobre tu cabeza o bajo tus pies.

Mira hacia arriba, cava hacia abajo. Cualquier lunes vale para ser oro.

Moveyourself. 

Más información, aquí

 



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba