Cosas de la vida

¿Qué enemigo viste a la reina y a sus hijas?

 

Doña Sofía ha estado medio siglo en nuestras vidas y rara ha sido la vez que ella fue noticia por su traje, vestido o peinado. Quizá, en alguna ocasión por su joyero.

La reina Letizia, mal que le pese a ella, solo es noticia por su forma de vestir. Sin duda, su labor será encomiable. Los que tratan con ella, suelen asegurar que es muy profesional y conoce al detalle el trabajo que llevan a cabo cada organización, institución o asociación que visita o con la que se reúne.

Por lo que, parafraseando a su suegro, la reina es una profesional. Eso sí, de lo que todo el mundo habla es de los retoques o tratamientos de belleza que utiliza. Por cierto, está guapísima y con la piel tan tersa como sus hijas, y de los atuendos que luce en cada uno de sus actos.

Sabemos cuándo y dónde ha lucido un vestido y de qué diseñador es. De la reina Sofía no se llevaba esa cuenta tan exhaustiva. Y, en esta entrega de los Premios Princesa de Asturias, no va a ser diferente.

Para pisar Oviedo, de manera oficial en estos Premios Princesa de Asturias tan especiales, doña Letizia eligió un vestido gris muy de institutriz inglesa, que ya había lucido en varias ocasiones.

Los entonces Príncipes de Astrurias, 2014.

Pero, este viernes, día grande de los premios, doña Letizia ha vuelto a los lazos, haciéndose un homenaje a sí misma, como aquel que lució hace 15 años, en sus primeros Príncipe de Asturias, tan desafortunado que nunca más volvió a lucir, como ocurrió con el que se ‘disfrazo’ de mujer guerra en la pasada edición.

El diseño de este viernes es de Pertegaz, pero el genio ya está al frente, solo su nombre. Muy bien que la vistiera en su boda, pero este traje es, no ya de institutriz inglesa, sino de la enemiga de la institutriz, esa que le dice: ‘¡Estas divina!’, aunque su pensamiento es justo el contrario.

¡Y qué decir de las niñas de la Casa! Solo hay que darse una vuelta a las 15.00 horas a la salida de los colegios de toda España para saber que las jovencitas de 14 y 13 años, los que están a punto de cumplir las hijas de los reyes, no elegirían esa ropa, salvo que se disfrazaran. Quizá está muy cerca Halloween y ellas tienen una cultura muy ‘políglota’.

A modo de apunte. El rey Felipe y su hija y sucesora, Leonor, lucieron el mismo tono de rosa, el rey en la corbata y la Princesa de Asturias en el vestido.

Dejo una pregunta: ¿Por qué las Infantas, Elena y Cristina, nunca acompañaron a su hermano a estos Premios y sí lo está haciendo la Infanta Sofía? Todos sabemos, por la Constitución, que la Infanta Sofía no tiene cargos, si de verdad quieren proteger a las niñas, Sofía Borbón no debería de tener tanto protagonismo, porque la historia no se lo da y sí sus protectores padres. Para ellos, sin duda, las dos niñas son iguales, pero para España no.


Noticias relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba