Cultura

Profesionales salmantinos luchan por no ‘candarle’ la puerta a la música

El Cándala Festival se pone sobre los escenarios de la Sala B del CAEM el 8 de noviembre

 

Querían un nombre que se identificara con la ciudad. La palabra “candar” es propia del vocabulario salmantino, y Cándala viene de canda la puerta. “Simplemente lo acortamos porque nos parecía demasiado largo”.


La gran mayoría de las personas que forman la organización del Cándala Festival han nacido y vivimos en Salamanca, por lo que les hacía ilusión vincular el proyecto a la ciudad desde algo tan básico como el nombre. “De la misma manera, el logo del festival lo protagoniza un astronauta, el cual nació también de una curiosidad propia de la ciudad”.

Salamanca tiene conservatorio superior y profesional de música… ¿Cómo está el panorama en nuestra ciudad?
Salamanca es una ciudad muy afortunda al tener estos dos centros de enseñanza, solo las grandes ciudades como Madrid, Barcelona, San Sebastian, Valencia… pueden gozar de este grandísimo privilegio.
El problema que tenemos es que no valoramos y cuidamos estos centros de música. Las instalaciones de ambos son escasas y precarias. Por estos motivos, junto a los malos consensos y facilidades de la educación escolar con la educación musical que se le ofrecen a los estudiantes de los conservatorios profesionales, los alumnos terminan abandonando. También, por estos motivos y la falta de atracción de la ciudad hacia las enseñanzas superiores en nuestro conservatorio superior de música, hacen que escaseen los alumnos y se vayan a las grandes ciudades.

¿Estos conservatorios son buenas canteras de músicos?
Por supuesto y, cada vez se está luchando más por parte del profesorado para que sus alumnos continúen en las enseñanzas superiores. El problema es que de los alumnos de Salamanca, al conocer las condiciones de la ciudad, muy pocos se quedan para estudiar en el Conservatorio Superior de Música de Salamanca (COSCYL) o no vuelven a la ciudad al terminar sus carreras musicales.

KITAI: Deivhook, batería de Kitai. Foto. Carlos Bartol

¿Hay tradición musical en la ciudad?
La tradición musical se perdió hace mucho tiempo junto con el movimiento asociativo de los años 80 que apoyó y reivindicó la educación, cultura y ocio en los barrios de Salamanca hasta los comienzos de Siglo XXI. También el impacto en la economía de la crisis vio involucrado a las ayudas y recursos que se ofrecían a los movimientos culturales de la ciudad. Afortunadamente, poco a poco, Salamanca se ha ido recuperando gracias a que ciertas personas se han involucrado mucho en la causa. Gracias a ello hubo un gran “boom” de nuevos grupos de música y artistas entre los años 2014-2016, pero Salamanca sigue siendo una ciudad de paso en la que siempre hay que luchar por darte a conocer.

¿Tienen facilidades las bandas para poder mostrar en qué están trabajando?
Es cierto que con las redes sociales se ha facilitado mucho el hecho de poder mostrar al mundo tu trabajo y poder venderlo, y en ese punto todas las bandas tienen las mismas posibilidades, pero también hay que cuidar el hecho de personarse, de que las bandas puedan tener contacto directo con la gente que escucha su música, ya sea dando conciertos, participando en festivales u organizando eventos.
Es verdad que en Salamanca no son pocos los proyectos que intentan dar visibilidad a la escena local, como por ejemplo: Tres Acordes Fest, el Farinato Rock, el Farbbidden, el 37k Fest, los festivales del Barrio del Oeste etc, pero creemos que hay espacio para más, y que nunca viene mal dar un empujón extra a la cultura musical local.

TWICE. Foto. Carlos Bartol.

¿Qué supone para los grupos el Cándala Festival?
Eso habría que preguntárselo a los grupos (risas). Pero, lo que nosotros pretendemos que el Cándala suponga, para las bandas que tocan este año y para los que esperamos que toquen en las próximas ediciones, crecimiento. Queremos que sea un concierto especial para cada uno de ellos, en el que puedan tocar en (para nosotros) la sala con mejores condiciones de la ciudad (la Sala B del CAEM), compartir escenario con sus compañeros y también con una banda nacional consolidada, que puedan compartir público y darse a conocer a la mayor cantidad de gente posible; pretendemos darles toda la publicidad que esté en nuestras manos… en definitiva, pretendemos que sea un punto de unión, en el que tanto ellos como nosotros podamos crecer y avanzar hacia una misma dirección.

La oferta musical del Cándala Festival 

  • Fran García, cantante de Aira. Foto. Carlos Bartol.

    Aira, banda de rock en castellano que nace del proyecto musical de Fran García y que, tras diez años de experiencia en distintos formatos, vuelve a los escenarios este 2019 arriesgando con Elementos, un proyecto compuesto por nada menos que 4 discos. Presentarán el trabajo en Salamanca por primera vez en el escenario del Cándala Festival. El sonido de Aira recuerda a lo mejor del rock de los 70 y los 90 aderezado con toques musicales modernos.

  • The Son of Wood, un grupo que en tan solo 2 años se ha convertido en referente con su estilo folk alternativo en castellano y su directo, capaz de conectar con el público de manera sorprendente. Con sus últimos temas; “El Faro”, “Náufragos” o “Hijos de la libertad”, ha entusiasmado a sus fans más comprometidos y han conseguido llegar a nuevo público, alcanzando más de 110.000 reproducciones entre los tres trabajos en YouTube. Estos tres temas pertenecen a su último álbum “Náufragos”, un proyecto que consta de diez canciones, entre las que cabe destacar, por ejemplo, la colaboración con David Ruiz, de La M.O.D.A, en una de ellas.
  • Twice, grupo consolidado en Salamanca con 8 años de trayectoria, que estrena disco – Efecto placebo – este 2019 y sorprende con canciones en castellano, y con un estilo indie – punk progresivo que impresiona y potencia en su directo. Durante esta etapa han compartido escenario con artistas de la talla de La MODA, Sexy Zebras o Dorian, en eventos tan importantes como los conciertos de la Plaza Mayor de Salamanca durante las ferias y fiestas 2018, o el Concierto 800 años USAL.
  • Kitai, banda punk – indie progresivo de nivel nacional de gran destreza en el directo, cerrará el Cándala Festival con su último trabajo. Destacan por su tremenda energía encima del escenario; tanto es así que poseen el Record Guinness al directo más largo, con un total de 24h sin parar de tocar. Recientemente han sido cabeza de cartel de festivales tan conocidos como el Sonorama Ribera, y han contado con colaboraciones de artistas de la talla de Rayden o Fyahbwoy en algunos de sus nuevos temas.
THE SON OF WOOD: Lucía Urones al violín. Foto. Carlos Bartol.

La elección de los grupos se ha basado en varios factores. El primero de ellos, la confianza; «es nuestro primer festival y necesitábamos sentirnos cómodos con las bandas con las que íbamos a trabajar, y estar seguros de que no íbamos a tener ningún problema en ese sentido».

Las tres bandas locales que participan en el proyecto son de total confianza para la organización, y en el caso de Kitai, ya habíamos tratado personalmente con ellos en otras ocasiones, por lo que era un grupo con el que nos sentíamos tranquilos.

Por otro lado, querían intentar combinar diferentes estilos musicales para intentar atraer al mayor público posible, pero tampoco queríamos que fuesen excesivamente diferentes para no conseguir el efecto contrario. Ese punto de equilibrio es el que ha marcado mucho la elección.

Por último, querían bandas que estuviesen completamente en activo y que nos ofreciesen algo especial. Todas ellas se encuentran en plena gira con su último trabajo o, incluso, pretenden empezar a girar en nuestro festival.

***** El Cándala Festival se pone sobre los escenarios de la Sala B del CAEM el 8 de noviembre



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba