Opinión

Malasana y sus beneficios para las embarazadas

 

Hablaremos de malasana. Bienvenida, bienvenido.

Malasana, en su traducción, quiere decir mala=guirnalda, asana=postura. Y es porque los brazos y manos hacen el efecto de una guirnalda alrededor del cuerpo. Aunque también es muy conocida como la postura de la rana.

Es una postura para trabajar los músculos de apertura de caderas y, al mismo tiempo, un buen remedio contra el estreñimiento. Como anécdota, también es beneficioso realizar esta postura en el embarazo; por ejemplo, en algunas culturas donde las mujeres realizan actividades cotidianas en cuclillas, tienen partos más fáciles, ya que se abre la zona pélvica y se fortalecen las piernas.

Vamos con cómo habitar esta asana. Colócate de pie y separa un poco las piernas. Junta las palmas de tus manos y comienza a bajar la pelvis para colocarte en cuclillas.

En cuclillas si es posible apoya toda la planta del pie en la esterilla. Si no llegas al suelo con los talones, coloca los talones sobre una manta doblada. Separa los muslos y las rodillas colocándolos a los lados del tronco. Exhala e inclínate un poco hacia delante para acomodar tus codos entre las rodillas, y así colaborar con la apertura de tus caderas. Y luego intenta alargar tu espalda erguida y deja las manos juntas en el pecho.
Mantén los músculos de la pelvis activos, y estira el coxis hacia la tierra. Alarga los costados y la columna y levanta el abdomen y el pecho.

Si te resulta muy difícil ejecutar esta postura, prueba colocando una manta doblada o un bloque, para sentarse más cómodamente sobre el soporte, y/o apoya la espalda en la pared. Y listo, habita malasana de 30 segundos a 1 minuto, después inspira, estira las rodillas y ponte de pie, o baja a la esterilla y descansa. Relax.

Malasana es una postura exigente, no la hagas sin haber despertado un poquito tu cuerpo y haberlo respirado y sentido antes.

Malasana y sus beneficios:

  • Estira los tobillos, ingles y zona lumbar.
  • Practica más ampliamente tu estabilidad.
  • Sanea tu postura.
  • Superbuena para ir al baño.
  • Mejora la apertura de tus caderas.
  • Mejora el tono muscular del suelo pélvico.
  • Fortalece tus glúteos.

Disfruta con esta postura de la guirnalda o de tu rana alegremente.

Ten un buen día y cuida tu energía. Yoga Ganesha



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba