Opinión

Hablemos de las yogasutras

 

Esta semana en tu columna de Yoga: fundamentos del Yoga. Los Yogasutras de Patanjali.

Ahí es nada decir esta palabra. Por fin ha llegado el día de explicar un poquito más esto de los yogasutras (me encanta).

Los yogasutras no son solamente un tratado filosófico, sino que son una joya de la literatura del yoga. Esta recopilación fue realizada como alguna vez hemos dicho ya, por el señor Patanjali, él es uno de nuestros sabios de cabecera. Se estima que fueron compuestos y compilados alrededor del siglo IV a.C. por el sabio Sri Maharishi Patanjali.

Este tratado está compuesto por 196 sutras (que significa ‘hilos’ en sánscrito) o aforismos, que nos enseñan cómo llegar al propósito último del yoga: la liberación.

Es un texto para tomar con mucha calma y delicadeza, no es para ponerse a leerlo así en plan novelita mientras mando un mensajito por el móvil. Es un texto a tener en cuenta y estar con mucha atención. Y si te interesa el tema, con tu cuaderno y tu bolígrafo al lado para ir pillando la idea. Muy recomendable.

Está claro que Patanjali fue una mente destacada y como buen yogui, lo dejó todo bien colocadito y ordenado. De esta manera, ordenó los yogasutras con coherencia y además los dividió en 4 padas (esta palabra viene de ‘pie’, sería algo así como ‘pasos’). Por decirlo en nuestro idioma coloquial, 4 capítulos.

  • El capítulo I, Samadhi Pada, comienza explicando qué es el yoga y aborda el tema de las fluctuaciones de la mente. Despliega todos los beneficios para ti con tu práctica de yoga.
  • El capítulo II, Sadhana Pada, trata de la práctica regular y constante. Es en este capítulo donde te enseña esos 8 pasos del yoga: yama, niyama, asana, pranayama, pratyahara, dharana, dhyana y samadhi.
  • El capítulo III, Vibhuti Pada, habla del potencial de tu mente y de la liberación de esta a través del yoga.
  • El capítulo IV, Kaivalya Pada, expone, o más bien analiza de forma filosófica y poética, el alma.

Estos 196 aforismos son muy cortos y se prestan a la interpretación, de tal forma que te conducen a una exploración personal. Esto es muy guay: es como ir de turismo por tu barrio.

En fin, que desde aquí quiero hacer mi sentimiento de gratitud porque este legado nos llegara hasta aquí, para seguir profundizando en los conocimientos básicos del yoga.

Ten un buen día y cuida tu energía. Yoga Ganesha



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba