Opinión

Carta para una despedida

 

Hoy decidí alejarme, me marcharé en silencio, como estuve siempre, a tu sombra en las tinieblas. En esa oscuridad de la que ya es difícil salir.

Maquillare mi ojo morado y pintaré mi labio roto. Así ya no se notará… lo llevo haciendo 10 años, esos años eternos que hace que vivo contigo. Me vestiré con ese vestido que con tanta ilusión compre para la boda mi prima Ana a la que no me dejaste ir. Todavía resuena tu voz gritando que ese escote no lo llevaba TU mujer, que me hacía gorda, que era demasiado corto…y ¿ sabes qué ?… me lo creí .

Ya no escucharé tus insultos porque la comida está fría mientras me retuerces la mano e intento paliar mi dolor pensando que tengo suerte. ¡Todavía estoy viva!

No me hará daño tu mirada imponiendo silencio …¡Como si no gritara por dentro!

Podré volver a ver a mi familia sin tener que pedirte permiso. A ellos, que engaño continuamente para que no sufran conmigo…¡Si supieran la de veces que llorando los necesite!

Volveré a sentir el aire ese que tanto me falta ahora, mientras camino con esa sonrisa que tanto te gustaba y que borraste de mi rostro con aquel primer golpe.

Sentiré otros miedos, mientras me escondo de ti. Sé que si me encuentras, tu furia estallará contra mí. Me lo adviertes todos los días, pero ¿sabes? Disfruta hoy de tu cena y humíllame por última vez mientras la disfrutas, porque mañana yo ya no estaré aquí para seguir llorando por una vida que no elegí. Sé que si no me voy, la siguiente de esa lista que aumenta día a día y que escucho por la tele puedo ser yo y aún así viviré con ese miedo a serlo, porque la cobardía forma parte de ti y como repites tantas veces ¿Para qué cambiar?

Pues yo te daré una razón para hacerlo… porque mi vida vale tanto como la tuya. Simplemente.

0-0-0-0-0-0

Esta podría ser la historia de tu vecina, de tu hermana, de tu hija, de tu compañera o de cualquier persona con la que te cruzas todos los días.

In Memoriam de todas las mujeres y niños que conforman una lista que crece sin parar y que no debería de existir y en apoyo a todas las mujeres que por miedo, desconfianza u otras razones malviven a la sombra de quienes juraron amor eterno.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba