Opinión

Las asanas que lo remueven todo

 

Esta semana en tu columna de Yoga: anécdotas. Anécdotas que seguro que te han pasado como alumn@, o como profe, y si no te han pasado, te pueden pasar. Bienvenida, bienvenido.

Hoy, en anécdotas, sigo hablando de esa alumna imaginaria que se llama Juana.

Y con Juana y las extensiones, no me refiero a las extensiones de pelo, ni a las extensiones cuando te pasan en una centralita por teléfono, si no a las extensiones de la columna vertebral.

Cuando Juana comenzó con su práctica de yoga, me preguntó: “Qué son las asanas de extensión?”. Seguro que te ha pasado. Que cuando estás empezando con tu práctica y tu profe te dice: “Ahora vamos a trabajar asana de extensión”. Tu cuerpo y tu cabeza piensa: “¿Y eso qué es lo que es?”

Pues te cuento que la práctica de yoga engloba una serie de posturas que, acompañadas de tu respiración como herramienta, hacen que se renueve todo: tanto a nivel físico, como mental, como anímico y espiritual.

Le comentaba a Juana que dentro de las posturas hay unas en concreto enfocadas a realizar extensión de tu columna vertebral. Con la práctica de estas asanas tu postura va a recibir una sensación distinta y te vas a encontrar de otra manera.

En estas posturas, le explicaba a Juana, tu tronco se arquea hacia atrás y tu tórax se abre. Esto va a hacer que tu columna vertebral se mantenga equilibrada, sana y resistente. Estas asanas estimulan la energía de todo el cuerpo, así que tienen un efecto rejuvenecedor, vigorizante y refrescante.

Por otro lado, Juana me preguntaba: “¿Por qué son beneficiosas estas posturas?”. Yo le explicaba que porque abarcan movimientos espinales en arco hacia atrás y crean una amplia expansión en el pecho. Esto va a hacer que respires mejor, por ejemplo, y también que tus digestiones sean mejores, ya que los órganos del aparato digestivo tienen más espacio. Además, favorecen la flexibilidad de las vértebras a la vez que los músculos de tu espalda se fortalecen en profundidad.

Algunas asanas de extensión son la cobra (bhujangasana), el saltamontes (salabhasana), el arco (dhanurasana), el camello (ustrasana)… Todas ellas te van a ayudar también a levantar el ánimo y a expandir el corazón. La sugerencia es que las practiques con asanas de descanso entre medias y realizando contraposturas.

Virtudes de las extensiones:

  • Revitalizan tu cuerpo.
  • Fortalecen la salud de tu columna vertebral.
  • Generan estar más animado.
  • Amplían tu inspiración y con ello toda tu respiración.
  • Descongestionan esa zona del pecho tan emocional.

Y Juana me comentaba tiempo después que cuando está un poco alicaída le apetece hacer alguna postura de extensión para levantar el ánimo.

Así que empieza el día mirando hacia adelante y arriba con alegría, abriendo todo tu cuerpo hacia el mundo. Te aseguro que la actitud cambia.

Ten un buen día y cuida tu energía. Yoga Ganesha

 



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba