Opinión

Carrusel

 

¿Quién no ha oído que en los peores momentos se encuentran a las mejores personas?¿Quién no vio en esos momentos desaparecer a todos aquellos que en los buenos momentos pudieron sacar algo de ti? Tiempo después, cuando la normalidad y cordura vuelve a ti, das gracias por saber quién está o quien nunca estuvo y empiezas a vivir intensamente como si fuera el último día. Dios no les da las grandes batallas a los mejores guerreros, nunca lo hizo, siempre estará el que pasaba por allí y se encontró con aquello.

 

En ciertos momentos, hace falta un empujón que te haga ver cual es el camino correcto y donde están los límites que no se deben  traspasar. Cuando llega ese momento ya es demasiado tarde para ciertas cosas y te das cuenta que dejaste atrás momentos que no volverán. Has ante puesto tu cometido a lo que deberían de haber sido tus prioridades y un día cuando eres consciente de ello te preguntas si todo ello vale la pena. Intentas que la almohada conteste tus dudas y la oscuridad oculte tus miedos, mientras la misma pregunta te ronda una y otra vez por tu cabeza, sin obtenerla respuesta que realmente quieres escuchar. Y mientras sigues subida al carrusel que es la vida, acabas sucumbiendo a los brazos de Morfeo abrazada a la almohada.

Si la sinceridad fuera parte de esta sociedad la gran mayoría de las personas, al preguntar si dudan expresarían lo mismo que expreso yo y mientras amanece, las respuestas que a veces busco quedan olvidadas porque la vida y la agenda mandan y hace que esas preguntas que esperan su turno para ser contestadas queden relegadas a otro momento en el que ya no me importen tanto.

Tomamos en ocasiones, caminos en la vida que marcan una trayectoria que nunca elegiste, caminos a los que llegaste de manera casual. Esas razones que tu solo tienes, que forman parte de ti y que no quieres que sean expuestas a los demás. Esas razones impuestas por el azar te hacen ver que lo importante es saber que lo que haces ayuda a que en la noche de otros, esas preguntas obtengan la respuesta que yo a veces no puedo contestarme.

Vivir con el dolor de otros, llevarte a casa los problemas de todos ellos, mientras aparcas los tuyos, hace que asome siempre las mismas dudas, pero mientras no encuentre esa respuesta simplemente diré …que pasaba por allí.

Más información: Asociación Salmantina contra Bullying y Cyberbullyin -ASCBYC-

 



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba