Opinión

Los mudras y su poder

 

Esta semana en tu columna de Yoga: fundamentos del Yoga. Los Mudras.

En esta ocasión estoy encantada de mostrar el poder energético que existe en tus manos a través de los mudras. Los mudras son esas cositas que hacemos con los dedos de las manos, y lo vamos a ver un poco más con detalle.

Ya sabes que investigamos en la raíz de la palabra, y esta proviene del sánscrito, mud “gozo” ra “producir”, es como un lenguaje silencioso de producir disfrute y gozo, una forma de sellar.

Los mudras no son solamente un gesto que hago con los dedos, sino que son un legado del yoga, especialmente del Hatha Yoga. Son como las asanas, posturas de los dedos de las manos. Estos gestos corporales los podemos usar durante la meditación, durante la realización de los ejercicios de respiración (pranayamas) o también en las posturas de yoga (asanas).

Su poder reside en cómo emiten mensajes esas terminaciones nerviosas de tus dedos de las manos hacia tu cerebro. De este modo conectas tu cuerpo con tu mente y así hacemos que ambos estén más interconectados. Buscando esa unidad: el famoso pack cuerpo-mente. Siendo 36 los mudras más importantes, se estima que hay 384.

¿Quién puede practicar los mudras? Cualquier persona puede practicarlos a diario. Puedes hacerlo durante tu meditación diaria y así experimentar esa conexión corporal/mental. Todo esto hace referencia a un bienestar físico y mental. Considerados de gran poder curativo, los mudras no curan las enfermedades y no buscamos el milagro. Buscamos ese bienestar del día a día y esencias más profundas.

Como esta columna es la belleza de la sencillez, no voy a describir todos los mudras, voy a comentar quizás dos de los más conocidos, incluso de los que alguien hace para bromear poniendo una postura de meditación, son: JñanaMudra y Chin Mudra. Ambos se realizan juntando los dedos índice y pulgar. En el primero las yemas de los dedos se unen, en el segundo el índice toca la primera falange del pulgar. En el primero haces que dedos apunten hacia arriba, en el segundo se enfocan hacia la tierra.

JñanaMudra te aporta una actitud tranquila, pasiva y receptora. Chin Mudra aumenta tu resistencia y también tu energía, es una actitud activa y dadora. Ambos tienen el poder de ampliar tu concentración y son los dos más conocidos en la práctica de Hatha Yoga.

Propiedades beneficiosas de los mudras:

  • Ayudan a equilibrar tu flujo de energía (prana) corporal.
  • Relajan tu cuerpo emocional.
  • Unen tu cuerpo y tu mente en un gesto.
  • Incrementan tu concentración.
  • Favorecen el silencio y el recogimiento.

Ten un buen día y cuida tu energía.

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba