Local

Canceladas las actividades no jurisdiccionales y se exime a los abogados del uso de toga

Testigos y peritos que procedan de zonas de riesgo declararán por videoconferencia

 

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha acordado el cese de actividades que no tengan carácter estrictamente jurisdiccional en su sede de Burgos.

 

Como medida de prevención para frenar el avance del coronavirus, se suspenden las visitas de escolares y de centros cívicos, así como otras acciones de formación que se celebran en el Palacio de Justicia de Burgos.

Además, las representaciones de juicios simulados en las distintas sedes judiciales de la Comunidad dentro del programa “Educar en Justicia”, que viene desarrollándose en Castilla y León desde hace años y que pretende acercar el trabajo de los jueces a estudiantes de ESO y Bachillerado, quedan suspendidas en todas las provincias.

Por otro lado, algunas Audiencias Provinciales de Castilla y León y Juzgados Decanos han exonerado a los abogados y procuradores de la obligación de vestir toga en los juicios para evitar contagios ya que, en muchas ocasiones, esta prenda no es propiedad de los operadores jurídicos sino que son prestadas por sus Colegios Profesionales y, por tanto, de uso compartido.

Los consejos de las Audiencias afectan también a los micrófonos de las salas de vistas, recomendando a los profesionales que guarden una distancia prudente a la hora de utilizar estos dispositivos y que no los toquen.

Se contempla también recurrir a la videoconferencia para las declaraciones de aquellas personas que tengan que intervenir en un juicio y que provengan de zonas de riesgo, restringir el acceso de público y familiares a las salas de vista, así como celebrar juicios a puerta cerrada cuando las circunstancias lo exijan.

Salamanca

La Audiencia Provincial, como consecuencia del acuerdo de la Comisión Mixta integrada por el presidente, el fiscal provincial, el secretario coordinador, el juez decano y los decanos de los colegios de Abogados y Procuradores, ha decidido exonerar a los profesionales del uso de la toga en las vistas y actuaciones procesales de su competencia en tanto subsista la situación de riesgo de contagio por coronavirus COVID-19.

La Audiencia, además, ha adoptado algunas decisiones para que las medidas de precaución frente al coronavirus interfieran lo menos posible en la actividad del Tribunal.

Por tal motivo, los juicios que se celebrarán la semana próxima se mantienen conforme a los criterios establecidos por el CGPJ. De esta forma, el Tribunal facilitará las comparecencias y declaraciones por videoconferencia, especialmente en el caso de personas que pudieran proceder de zonas en situación de control especial por dicha causa, personas afectadas o por haber tenido contacto con afectadas.

Igualmente, se ha suspendido la asistencia de alumnos a los juicios orales, y, se ha restringido el acceso a la sala, especialmente en aquellos supuestos en los que se prevea una asistencia masiva de público o de familiares de las partes.

Eventualmente, y ante la posible comparecencia de personas afectadas por el virus o que hayan podido tener contacto con afectados, el Tribunal podrá acordar la celebración del juicio a puerta cerrada, sin perjuicio de permitir la asistencia de medios de comunicación, que garantizan así la suficiente publicidad de las actuaciones.

 

Caso por caso, el Tribunal comunicará con la antelación que sea posible las restricciones en el acceso al edificio y a las salas de vistas, y si los juicios se van a celebrar a puerta cerrada. Dicho acuerdo ha sido comunicado al TSJCyL, a los jueces decanos de la provincia, a la Fiscalía, a los colegios profesionales y al secretario coordinador.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba