Opinión

El yoga ‘se sirve’ en la mesa (tiene truco… y muchos beneficios)

 

Bienvenido a tu columna de yoga semanal, donde encontrarás yoga para todos con amor y con humor en este confinamiento. Parece que ya podemos poner un pie en la calle, pero cabe recordar la corresponsabilidad. No nos saltemos la distancia social y no salgamos sin mascarilla por si acaso. Es por el bien de todos.

 

Y por el lado yogui, muchas personas se han incorporado a la práctica del yoga y la meditación durante estas siete semanas de confinamiento, aprovecha y no lo dejes, continúa, te aseguro que te va a hacer bien.

Con todo esto dicho que tenía en la punta de la lengua y si no lo digo me da algo…Os invito a practicar una asana (postura) básica en la práctica de yoga, muy accesible y valiosa. Ardha purvottanasana. Se la dedico porque el otro día compartiendo una práctica se me olvidó su nombre y un amigo alumno me lo recordó, así que es mi forma de honrarla y también de invitarte a que la practiques, ya que considero que es recomendable y alcanzable para realizarla en casa.

Ardha purvottanasana seguro que la conoces más como la postura de la mesa, debido a la forma que dibuja tu cuerpo al realizarla. Es una postura de extensión de columna vertebral. Vamos con ella.

¿Cómo realizar ardha purvottanasana?

  • En la posición de sentado en tu esterilla, apoyas las plantas de tus pies un poquito separadas de los glúteos y con el ancho de tus caderas.
  • Apoya las manos detrás de tu cuerpo, con los dedos (si es posible para ti) mirando hacia el cuerpo.
  • Junta tus omóplatos detrás, abre tu corazón y ve elevando tu cadera bien arriba, activando los glúteos.
  • Tu cabeza en línea con la columna o hacia atrás sin colapsar tus cervicales.
  • Mantén la postura por cinco respiraciones yoguis.
  • Invita a tu perro a tomar el té en esa mesa tan estable y firme.

Al practicar yoga movemos el cuerpo, pero va más allá: hay plena conciencia en cada movimiento. Escucha la primera parte de la postura, que es el plano físico, y después, una vez habitada tu asana, pasa a esa segunda parte más profunda, el plano mental y emocional. ¿Dónde está tu mente en esta postura? ¿Qué sensaciones y emociones te produce? Con esa escucha activa y esa conciencia, si a nivel físico padeces de la patología de túnel carpiano en tu muñeca, mejor no realices esta postura.

Bondades de la postura de la mesa:

  • Proporciona un estiramiento intenso de la parte delantera de tu cuerpo.
  • Oxigena el espacio en tus órganos y vísceras.
  • Beneficios para tu sistema digestivo.
  • Relaja tu sistema nervioso, abre tu respiración y alivia la ansiedad.
  • Fortalece tus glúteos, piernas y brazos.
  • Te ayuda a enfocarte en el presente.
  • Flexibiliza tus hombros.

Así que a jugar a las casitas y disfrazarte de mesa. Te comento que es más llevadera que la postura de la silla… Continuará.

Aquí te dejo el vídeo para que veas con tus ojitos cómo realizarla.

Ten un buen día y cuida tu energía.

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba