Castilla y León

Sanidad pronostica «buenas noticias» para las ciudades

Verónica Casado cree que en 15 días habrá cambios

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, apostó este viernes por avanzar “a la par” en la ‘desescalada’ en Castilla y León por lo que dudó de que en una misma provincia vaya a haber zonas básicas de salud en diferentes fases -cero, uno, dos y tres- en el plan de transición a la nueva normalidad, por la pandemia del coronavirus. Además, auguró “buenas noticias” en 15 días para las ciudades de la Comunidad.

 

En su comparecencia telemática para informar sobre la evolución del Covid-19, la titular de Sanidad consideró que será “difícil” que se pueda producir una situación en la que haya zonas en una provincia o área de salud en diferentes fases de la ‘desescalada’, entre otras cosas, porque tienen una duración de al menos 14 días. “Eso no va a suceder”, dijo.

Asimismo, Verónica Casado indicó que a medida que pasan los días detectan que cada vez más territorios cumplen con los indicadores epidemiológicos establecidos para progresar de fase. Por ello, señaló que la Junta solicita flexibilizar el confinamiento en las zonas que están en la casilla de salida por no alcanzar los parámetros establecidos para desescalar.

La consejera insistió en que las capitales de provincia, que no figuran en la propuesta remitida esta semana al Ministerio para la ‘desescalada’, no cumplen las condiciones fijadas desde el punto de vista epidemiológico y sanitario. Aunque indicó que en materia de salud no se pueden hacer predicciones de lo que ocurrirá en 15 días, avanzó que “probablemente haya buenas noticias para esas fechas”.

Casado remarcó que su departamento hace un análisis semana a semana, por lo que volvió a señalar que en las siguientes revisiones “va a haber cambios”, después de que alcaldes como el de Valladolid, Óscar Puente, aseguraran que su ciudad ya podría avanzar a la fase 1. De momento en la propuesta para cambiar de fase el lunes, 18 de mayo, figuran 42 nuevas zonas básicas de salud, entre ellas once del Bierzo -cuatro urbanas en Ponferrada-.

La consejera indicó que la próxima semana se celebrará una reunión de la Conferencia de Alcaldes sobre estas cuestiones y añadió que en la Junta están abiertos “al diálogo y la explicación” de los datos, que recordó están publicados en el portal de la Junta. Sin embargo, destacó la importancia de hablar con los regidores, porque admitió ellos también tienen esa necesidad. “Eso es absolutamente clave”, apostilló.

En cualquier caso advirtió de que la estrategia para la desescalada depende del compromiso personal de cada ciudadano, pero también de los alcaldes y añadió que “en una gran mayoría lo están haciendo magníficamente bien”. Recordó que ellos deben asegurar el control de las personas y la desinfección e higiene en los espacios que son de su titularidad, porque de esa forma les van a ayudar “todos mucho”.

León, Soria y Zamora

En relación a la situación de la capital leonesa, la consejera de Sanidad confió en que pueda cambiar de fase próximamente, para lo que recalcó la ciudad debe en conjunto evitar que se produzcan nuevos contagios. “Vamos bien”, dijo para intentar controlar la epidemia. “Esto no es caprichoso”, advirtió sobre las decisiones adoptadas por su departamento y auguró “buenas noticias” en las próximas semanas.

Sobre la situación de Soria y ante los interrogantes sobre la incidencia de la pandemia, la consejera aseguró que no quería debatir con el alcalde de la ciudad, Carlos Martínez, sobre a qué se debe que la provincia tenga la tasa de seroprevalencia más alta del país. En cualquier caso, indicó que los datos así lo reflejan, como que la letalidad allí ha sido más baja que en toda la Comunidad, con un 0,95 por ciento, frente al 1,1 por ciento de media autonómica.

De esta forma, Verónica Casado apostó por analizar las “razones”, más que por escudarse en “culpabilizar” a alguien, y por “buscar soluciones entre todos”. También negó que Zamora no tenga capacidad para hacer pruebas PCR, uno de los criterios fijados para desescalar,

Además, precisó que de las 1.098 residencias de mayores de la Comunidad -con 52.743 plazas y 42.893 ocupadas-, se han hecho test al 87 por ciento. Además, indicó que ya se han sometido a la prueba al 93 por ciento de los residentes y al 88 por ciento de los trabajadores. “En poco tiempo”, dijo, se podrá llegar a la totalidad, si bien reiteró que los centros más críticos por tener más casos ya han sido analizados en conjunto.

Finalmente, la titular de Sanidad destacó el número altísimo de médicos de familia en la Comunidad, con uno por cada 938 habitantes, y señaló que se están designando responsables de salud pública y auguró que donde la plantilla es mayor no serán necesarias nuevas contrataciones. “Haremos el refuerzo con uno, con dos, con tres, con cuatro, con todo lo que sea necesario”, apostilló.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba