LocalPortada

“Es cierto que el riesgo del coronavirus fue minusvalorado y no supimos tomar las medidas necesarias”

Miguel Barrueco, jefe de Servicio de Neumología del Hospital Clínico de Salamanca, analiza la situación actual de la Covid-19 y anima a llevar una vida sana por el bien de nuestro sistema respiratorio.

 

El sistema respiratorio es clave en el ser humano y no hace falta decir por qué. Vivimos rodeados de factores que poco a poco pueden ir desgastando nuestros pulmones de una manera indirecta, sumando uno de los más letales que las personas introducen en su cuerpo por voluntad propia: el tabaco

 

Fumar es la causa principal de uno de los tipos de cáncer más letal, el de pulmón, pero su agresividad también puede causar multitud de enfermedades más que convendría repasar para dejar este vicio perjudicial.

Miguel Barrueco Ferrero, jefe de Servicio de Neumología del Hospital Clínico de Salamanca, analiza cuáles son los mejores hábitos para mejorar nuestra salud respiratoria, al tiempo que no evita pronunciarse sobre la grave crisis sanitaria que vive España por la Covid-19, dejando un claro mensaje: “Hemos perdido el miedo al coronavirus y en las fases de desescalada la población no está siguiendo las recomendaciones como debería hacerlo”. Tomen nota… 

Principales patologías: “El Servicio de Neumología se ocupa de la prevención, diagnóstico y tratamiento de las principales enfermedades respiratorias: Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), Trastornos Respiratorios del Sueño, Asma bronquial, Cáncer de Pulmón, Enfermedades Intersticiales Pulmonares, Bronquiectasias y Fibrosis Quística. Además de éstas, que son las principales, existen otro grupo de enfermedades infecciosas (Neumonías o Tuberculosis pulmonar) o vasculares (Hipertensión Pulmonar o tromboembolismos pulmonares)”.

Incidencia de la neumonía: “La neumonía, que es una enfermedad infecciosa que afecta al pulmón, tiene una incidencia próxima a 5 casos por cada 1000 habitantes, más en personas mayores de 65 años”.

El agresivo cáncer de pulmón: “El cáncer de pulmón es una enfermedad muy grave, relacionada con el consumo de tabaco. La mayoría de los pacientes, en el momento del diagnóstico, ya presentan un cáncer de pulmón avanzado lo que determina el mal pronóstico de esta enfermedad. Tiene una mortalidad muy alta y la supervivencia varía según el tipo de tumor y el grado de extensión. La supervivencia es más factible cuando el cáncer está localizado y se puede operar; pudiendo llegar a ser del 50% a los cinco años”.

La mejor medicina, no fumar: “La principal medida preventiva es no fumar. Las investigaciones relacionadas con el screening mediante un TAC de baja radiación anual no han ofrecido resultados concluyentes”.

El tabaco, la principal causa: “Sí, sin ninguna duda. El tabaco es el responsable de la mayoría de las enfermedades pulmonares, pero también de las cardiovasculares y de numerosos tipos cáncer, no sólo de pulmón, sino también de cáncer de esófago, estómago, colón, mama, útero, y otros muchos”.

El papel de la contaminación atmosférica: “La contaminación atmosférica tiene efectos perjudiciales para la salud de las personas y no solo en las enfermedades pulmonares. En todo caso, una contaminación elevada agrava las enfermedades pulmonares ya existentes y puede producir otras nuevas. El cáncer de pulmón, las neumonías, la EPOC, el asma o las infecciones respiratorias son algunos graves problemas de salud relacionados con la contaminación. El 35% de la población española vive expuesta al aire contaminado y alrededor de 10.000 personas mueren por ello cada año; un dato muy superior a las 1.700 muertes por accidentes de tráfico y, sin embargo, el impacto público de una y otro son muy diferentes”:

Apnea del sueño: “Es una enfermedad que afecta a un porcentaje muy amplio de la población. En nuestras consultas, la demanda de pacientes que creen padecer una apnea del sueño es de un tercio del total de ellos.  Los efectos que puede producir esta enfermedad afectan a numerosos órganos del cuerpo y pueden producir un abanico muy amplio de enfermedades, especialmente cardiovasculares”. 

Diagnóstico precoz de la EPOC: “Se trata de una enfermedad que no se cura. Los pulmones pierden funcionalidad con la edad y esa pérdida de función pulmonar es mucho mayor en los pacientes fumadores. Por eso, la principal medida para disminuir la pérdida de función pulmonar que tiene lugar en la EPOC de forma muy acelerada es dejar de fumar. La rehabilitación pulmonar también tiene un papel importante en el control de la enfermedad y, por último, los tratamientos farmacológicos. Pero si no se deja de fumar todo lo demás aporta muy poco al control de la enfermedad. En todo caso, cuando antes se diagnostique y trate mejora considerablemente el pronóstico”.

Sorpresa por el coronavirus: “La expansión y virulencia del coronavirus ha sorprendido a todos los expertos, desde la Organización Mundial de la Salud a las autoridades sanitarias de todos los países y, por supuesto, a todos los expertos. Es rigurosamente cierto que el riesgo fue minusvalorado y no supimos tomar las medidas necesarias para detener su expansión. Por cierto, el riesgo sigue existiendo, y si no se cumplen a rajatabla las recomendaciones para evitar su expansión (uso de mascarillas y distancia de seguridad) es posible que volvamos a tener un rebrote. Hemos perdido el miedo al coronavirus y en las fases de desescalada la población no está siguiendo las recomendaciones como debería hacerlo. Los profesionales que estuvieron en primera línea en los hospitales y las UCI nunca han vivido nada igual y por eso insisten a la población que cumpla las recomendaciones”.

Neumonía bilateral: “La neumonía bilateral es un proceso, generalmente infeccioso, que pueden producir muchos gérmenes. De hecho, es un factor indicativo de gravedad y que empeora el pronóstico. A lo largo de todo el año estamos viendo neumonías bilaterales, antes, durante y después de la pandemia por coronavirus”.

El coronavirus y la gripe: “Los primeros síntomas pueden confundirse con la gripe y, en muchas personas, se comporta como una infección banal, parecida a la gripe o a un cuadro respiratorio de vías altas. Cuando afecta a los pulmones induce cambios inflamatorios e inmunológicos, desencadenando otros procesos que ya no son estrictamente infecciosos. Su comportamiento en estos casos es radicalmente diferente a la gripe”. 

Anima a vacunarse contra la gripe:Completamente. Toda la población de riesgo debería vacunarse de la gripe cada año. Especialmente las personas mayores de 65 años. Es inexplicable que en España de la población que debería vacunarse de la gripe cada año solo lo haga un 54%, cuando la OMS había establecido para España un objetivo del 75% hace ya muchos años. Ahora que estamos todos preocupados por la necesidad de una vacuna contra el coronavirus, resulta que disponemos de una vacuna contra la gripe que se utiliza mucho menos de lo que se debería utilizar. No olvidemos que la gripe produce silenciosamente más de 10.000 muertes cada año en España”.

Ataque de virus a los pulmones: “Depende mucho de la virulencia de cada virus. Puede producir desde una simple afectación de vías altas, que se manifiesta como una traqueobronquitis, a una neumonía que puede poner en peligro la vida del paciente”. 

Consejos para una buena salud respiratoria: Tres muy sencillos: dejar de fumar, hacer ejercicio moderado y vacunarse de la gripe”.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba