LocalPortadaSucesos

Una asociación botánica de Salamanca cultivaba 345 plantas de marihuana en el sótano

Los vecinos denunciaron el trasiego y el ruido que no cesaban pese al confinamiento por el estado de alarma

La Policía Nacional de Salamanca ha intervenido 345 plantas de marihuana que se cultivaban en el sótano del local que ocupaba la Asociación Botánica Huertas de la Vega en la Gran Vía.

 

Los agentes acudieron avisados por los vecinos, que observaron un trasiego de gente que no cesaba ni durante el confinamiento por el estado de alarma, y por el ruedo que hacían.

Al llegar allí detectaron la existencia de dos cámaras de videovigilancia en la fachada del edificio susceptibles de grabar la entrada al mismo, así como parte de la vía pública.

Tras contactar con el presidente de la asociación acceden al interior del local. Había un fuerte olor a marihuana, una barra en la que hay una serie de cogollos de marihuana, así como útiles para su manipulación, y unas zonas de taquillas numeradas con llave.

En el sótano del local se estaba cultivando una gran cantidad de plantes de marihuana, así como todos los elementos necesarios para su cultivo.

También se incautaron de sustancia estupefaciente en la vía pública que llevaba un individuo que salía del lugar.

Precinto del local

Los policías precintaron las habitaciones interiores del local para determinar la legalidad de la situación observada, permitiendo únicamente el acceso al mismo para realizar labores de mantenimiento de las plantas.

Una vez presentada la documentación por la asociación y después de su análisis por los agentes, se consideró que era insuficiente para justificar la existencia de esa plantación.

Por ese motivo intervinieron las 345 plantas de marihuana que se encontraban en el interior del local en diferentes estados de cultivo y floración.

Funcionamiento

La Policía indica que este tipo de asociaciones están legalmente registradas con fines de experimentación y abastecimiento de los miembros de la asociación para su consumo dentro del local, no permitiendo la salida de sustancia al exterior. Adquieren las semillas a proveedores que las ofertan lícitamente.

Asegura que “en este caso se dan varias irregularidades, como son el cultivo de las plantas sin la debida regulación ni autorización administrativa por ninguna autoridad competente. No se controla que los miembros de la asociación saquen el producto a la vía pública y hay un exceso de producción, que supera el autoconsumo de los miembros de la misma”.

El presidente de la asociación declaró ante la Policía y fue puesto en libertad.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba