Castilla y León

Piden más profesores para implantar el modelo de clases presenciales y online por turnos

CSIF critica la nula negociación y las carencias del Plan porque agravará las desigualdades entre las autonomías

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha criticado este jueves que el modelo de clases presenciales y online por turnos que plantea el Ministerio de Universidades es inasumible sin un refuerzo de personal y agravará las desigualdades entre los distintos centros.

 

Para el sindicato, el plan que propone el ministro Manuel Castells para el inicio del próximo curso tiene carencias importantes en temas claves. Es urgente reforzar las plantillas docentes y de administración y servicios para el modelo de enseñanza presencial y online rotatoria que propone en función de unos coeficientes de ocupación de cada actividad. Si no se refuerzan los recursos humanos la sobrecarga puede ser inasumible.

Además, el Ministerio de Universidades no aporta financiación para las actuaciones que formula, entre ellas, una reestructuración de las aulas para garantizar la distancia de 1,5 metros, y solo hace referencia de pasada a los fondos de 2.000 millones para Educación que se van a transferir a las Comunidades Autónomas por la pandemia sin concretar nada más.

Desde CSIF, exigimos un incremento de las dotaciones presupuestarias autonómicas y ministeriales para la adquisición y el mantenimiento de nuevos equipos informáticos, plataformas digitales y de conectividad y para la adaptación de edificios, aulas, infraestructuras, etc.

En definitiva, hace falta un plan de inversiones para adaptar los centros a la nueva situación y evitar así que surjan más desigualdades. No necesitamos nuevas ocurrencias ni que se abran otras incógnitas organizativas ante el nuevo curso, como la “presencialidad adaptada” que recomienda el Ministerio para volver a las aulas.

Urge reforzar la formación en nuevas tecnologías para mejorar las competencias y habilidades digitales de los profesionales. Advertimos de que la situación actual es excepcional y los docentes e investigadores, el alumnado y el personal de administración y servicios de las universidades necesitan una organización rigurosa, con planes de contingencia claros.

Castells se comprometió en nuestra última reunión virtual del 28 de mayo a negociar las instrucciones para el inicio del curso, pero, por el contrario, hoy nos envía un documento cerrado sin opción a formular alternativas.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba