Castilla y León

Igea agradece al PSOE que entienda que los consultorios locales están abiertos

La llamada telefónica previa durante la pandemia sirve para decidir si el paciente acude al centro o el médico lo visita en casa

El vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, celebró este jueves que la oposición socialista haya comprendido que los consultorios locales están abiertos y se atiende a los pacientes a través de cita telefónica previa ante la situación de pandemia por el coronavirus.

 

De esa manera, valoró en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno la proposición no de ley, defendida por el líder socialista en las Cortes, Luis Tudanca, y aprobada por unanimidad para la reapertura presencial de los consultorios locales, siempre con la recomendación de las autoridades sanitarias.

“Ha quedado claro que la posición de la Consejería de Sanidad era asumible”, aseveró Igea, convencido de que, ahora sí, se ha “entendido” por la oposición la posición de atender a los pacientes a través de la llamada telefónica al profesional que es quien determina si se acude al centro o se va al domicilio.

En este punto, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, precisó que la cita previa es un mecanismo de prevención ante la situación de pandemia vivida en estos meses por el COVID, aunque afirmó que no se puede poner plazos de manera generalizada a si se pueden abrir estos centros, más cuando en verano la población rural aumenta.

“Mientras circule el virus hay que ser cautelosos”, recalcó Casado, que puso como ejemplo que ayer mismo un profesional la informó de que tenía seis citas previas en un consultorio de 46 tarjetas sanitarias en un municipio de Burgos y cuando acudió al centro se encontró a casi todos los vecinos en la puerta.

La consejera de Sanidad afirmó que eso no puede ser así y subrayó cómo la atención solo por cita telefónica ha garantizado que en muchas zonas de salud no hayan existido contagios y si se abre de manera generalizada se pueden dar rebrotes, lo que sería “lamentable”.

“Mirar a los ojos al paciente es importante, pero hay que organizar la cita previa”, insistió la consejera, que reconoció, no obstante, que se puede realizar una programación por franjas horarias para atender a los pacientes conforme a las patologías, ante la imposibilidad por falta de espacio de situar en ellos un circuito COVID, como plantea el Ministerio de Sanidad en la desescalada.

Casado rechazó que el motivo sea la falta de profesionales y señaló que Castilla y León ocupa los primeros lugares en número de médicos y enfermeras por tarjetas sanitarias en el medio rural, donde vio más su problema en la organización, si bien consideró que el mecanismo de la cita previa será habitual en el trabajo de los sanitarios cuando se normalice la situación.

Por último, recordó que los profesionales tienen que ir preparados con equipo de seguridad si reciben una llamada de un paciente con cuarenta grados de fiebre y otros síntomas compatibles con el virus, a la vez que recordó que en todas las zonas básicas de salud hay un experto epidemiólogo de vigilancia y rastreo de casos y están abiertos a que se refuerce donde sea necesario.


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Es evidente que es un engaño, los habitantes de las zonas rurales, generalmente mayores, necesitan ir físicamente al medico y contarles lo que les pasa, no por teléfono, que ni se entiende, ni sabe exactamente que le pasa. Pretenden que los médicos sean adivinos. Si el medico se equivoca en el diagnostico ¿quien se hace responsable?.
    El ejemplo que ha puesto la Consejera es lo lógico,, cuando va el medico al pueblo los pacientes van a consulta,
    Esta Consejera no entiende nada.

Deja un comentario

Botón volver arriba