Sucesos

Dos muertos al estallar la caldera en una casa rural

Otras dos personas resultaron heridas en el siniestro

Un abulense, vecino de La Adrada, falleció este sábado al estallar la caldera en la casa rural ‘El Tejarejo’, junto a la CL-501, en la localidad toledana de La Iglesuela del Tiétar. El hombre era el guardés del alojamiento en el que también murió uno de los huéspedes y otras dos personas resultaron heridas.

ICAL

Según fuentes del Servicio de Emergencias 1-1-2, en el suceso, que tuvo lugar a las 9.42 horas, falleció el guardés de la casa rural, J.M.B. con algo más de 50 años y vecino de La Adrada; y uno de los huéspedes, del que aún no se sabe edad ni lugar de residencia.

La guardesa, mujer de uno de los fallecidos, es vecina de La Iglesuela y fue una de las heridas. Tanto ella como el segundo herido, ambos leves, han sido atendidos in situ y no ha sido necesario su traslado a ningún centro hospitalario.

Según el alcalde de La Iglesuela, Víctor Eduardo Elvira, aún no se conocen exactamente las causas del suceso, ya que allí seguían a mediodía trabajando efectivos de la Guardia Civil, bomberos de Santa Olalla, un médico de Urgencias, un helicóptero sanitario, una ambulancia de soporte vital básico y la Agrupación de Protección Civil de Sotillo de la Adrada. No obstante, todo indica que puede haber sido la explosión de una caldera de gasoil por una condensación de vapor de agua, aunque deberán confirmarlo posteriormente los investigadores.

Por su parte, el alcalde de La Adrada, Roberto Aparicio, apuntó que el fallecido vivía desde hace más de 20 años en este municipio y su familia era también adradense. «Era una persona muy maja y junto a su pareja se encargaban de cuidar el hotel rural», señaló Aparicio, quien aprovechó para mostrar la consternación de todo el municipio y trasladar sus condolencias a la familia de los fallecidos.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba