LocalPortada

Luis Ángel González: “El hospital de Salamanca fue una piña con un mismo objetivo”

El gerente del hospital de Salamanca: “La nota para todos los profesionales no podría ser otra que matrícula de honor”

 

El director gerente del Complejo Asistencial de Salamanca asegura también que podrán usarse algunas zonas del nuevo Hospital en caso de rebrote si fuese necesario

 

Dirigir un hospital, cualquiera de España, no es fácil. Algo tan importante como la Sanidad, y que afecta a todos y cada uno de los ciudadanos, lleva en el cargo una gran responsabilidad porque no se puede fallar. Pues bien, ¿se imaginan tener que hacerlo en mitad de una pandemia como la vivida en España por el coronavirus? Uno de tantos casos es el de Luis Ángel González, quien tuvo que lidiar con numerosos problemas que iban surgiendo en el día a día, con el objetivo de que la crisis sanitaria no desbordase el centro.

Todo ello, claro está, gracias al encomiable trabajo y labor de todos los trabajadores del Hospital (sanitarios o no), que dieron todo lo que tenían durante mucho tiempo para que la atención fuese la mejor posible y pese a que ello supusiera un gran desgaste físico y mental. “La nota para todos los profesionales no podría ser otra que matrícula de honor”, señala el gerente del hospital de Salamanca, quien analiza todos y cada uno de los puntos conflictivos.

Asimismo, recuerda los primeros momentos de la pandemia, con dificultades para encontrar equipos de protección, guantes… y mascarillas, con hurtos que supusieron hasta el 40% del total en uno de los elementos esenciales. Ahora, y con la perspectiva que da el tiempo, ve que poco a poco el Hospital comienza a recuperar esa ‘nueva normalidad’, con una lista de espera, que es el primer objetivo a tratar. Igual que el hecho de aprender cosas que, por desgracia, llegan después de una tragedia. “Si algo ha enseñado esta pandemia es que las consultas telefónicas y telemáticas tienen un gran futuro”. Y, también, que en caso de una nueva oleada de este ‘mal bicho’, el nuevo Hospital también podría servir de apoyo después de muchos (demasiados) años de espera…

Luis Ángel González, gerente del Complejo Asistencial de Salamanca.

En los últimos meses se ha convertido en una de las personas con mayor responsabilidad al tener que gestionar un centro en esta pandemia, ¿tuvo miedo ante lo que llegaba?
La dirección de un centro como el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca (Causa) siempre ha sido un reto, sobre todo estando tan cerca la apertura y puesta en funcionamiento del nuevo Hospital. Siempre piensas que estás preparado para cualquier contingencia que se pueda presentar, pero en el caso de la pandemia por la Covid-19, creo que todos hemos llegado a una situación límite. El aumento progresivo de casos, la letalidad del virus, la situación en el área de críticos, la escasez de recursos materiales y humanos, la coordinación de prácticamente todos los centros sanitarios públicos y privados de la ciudad… Esta situación no hubiésemos sido capaces de controlarla si no hubiese existido un excelente equipo de trabajo. El compromiso, la ilusión, el espíritu de trabajo de toda la dirección, junto con el apoyo de todos los profesionales, han permitido sacar la crisis adelante, con una enorme responsabilidad, pero sin miedo.

¿Actuó tarde la Administración a la hora de tomar medidas y por eso se colapsaron algunos hospitales?
Hemos creado un grupo de trabajo formado por miembros del equipo directivo y por los jefes de aquellos servicios que han participado en primera línea junto a representantes del resto de las categorías profesionales para analizar la planificación, el desarrollo de la actuación y los resultados, tanto asistenciales como económicos, derivados de la crisis sanitaria. Una vez efectuado este análisis, extraeremos las conclusiones que nos permitan definir las áreas de mejora donde podamos actuar en el caso de que surja un rebrote. Creo que desde el primer momento fuimos conscientes de lo que se nos venía encima por las noticias que llegaban de Italia y Madrid. Los criterios y procedimientos epidemiológicos chocaban en algunas ocasiones con los criterios clínicos, pero debíamos mantener una unidad de actuación con las directrices marcadas por el Ministerio de Sanidad. Aun así, conseguimos, gracias a las decisiones tomadas por el Comité de Crisis del CAUSA, ir siempre un poco por delante de la pandemia.

¿Llegó el hospital de Salamanca a desbordarse en algún momento?
Estábamos muy preocupados de que eso sucediera, especialmente en las unidades de críticos, como había pasado en Madrid. Pero la verdad es que, gracias al trabajo en equipo de profesionales de todas las especialidades y categorías, se desarrollaron en las áreas estratégicas (críticos, urgencias y hospitalización de Medicina Interna) planes de contingencia con tiempo y eso no llegó a suceder. En críticos se crearon UCIs extendidas para dotar al hospital de 94 camas y el número máximo de pacientes fue de 57 entre el 2 y 4 de abril. Se ocupó la UCI del Hospital Clínico, la UCI cardíaca, la UCI coronaria, la Reanimación, la UCI pediátrica y parte de la UCI extendida creada en la Unidad de Endoscopias. En cuanto a hospitalización, se llegó en las mismas fechas a 519 pacientes, con ocupación de 18 plantas (12 en el Hospital Clínico y 6 en Los Montalvos). Pero se logró un objetivo prioritario que era no ocupar, con pacientes Covid-19, el Hospital Virgen de la Vega. En ello fue clave la expansión en Los Montalvos, el traslado de pacientes oncológicos a la Fundación Hospital General Santísima Trinidad y el recurso socio-sanitario del Colegio Arzobispo Fonseca.

¿Cómo fue el momento de tener que tomar decisiones y desatender ciertos servicios para volcarse con la Covid-19?
Lo fundamental en la planificación y toma de decisiones durante la crisis, y de lo que estoy más orgulloso, es que el Hospital fue una piña con un mismo objetivo. Apoyados en la toma de decisiones por los distintos grupos de trabajo constituidos, todos ellos coordinados por el Comité de Crisis, fuimos capaces de dar una solución a cada problema que se iba planteando. Los profesionales sanitarios y no sanitarios, como el personal de mantenimiento o informática, se han dejado la piel, para que todo el engranaje de la apertura de nuevas plantas funcionara y los pacientes fueran adecuadamente atendidos. Además, hay que señalar que, aunque se destaquen los servicios de primera línea como Medicina Interna y Medicina Intensiva, sin el apoyo de todos los demás esto no hubiera salido adelante; servicios como Farmacia, Microbiología, Radiología, Medicina Preventiva, Prevención de Riesgos Laborales… desarrollaron una labor encomiable.

¿Tuvieron que elegir en algún momento qué pacientes atender y cuáles no?
El Plan de Contingencia Asistencial del Causa, que ejecutamos desde el inicio de la crisis, nos permitió, con todos los recursos materiales y humanos mencionados, mantener en todo momento puestos o camas libres tanto para los pacientes Covid como para los no Covid. Evidentemente en las distintas áreas afectadas por la mayor presión asistencial se siguieron unos protocolos asistenciales perfectamente definidos por los especialistas del área, las sociedades nacionales e internacionales y la evidencia científica; estos criterios y no otros fueron los que determinaron la labor asistencial de nuestros profesionales.

urgencias clinico coronavirus
Sanitarios de urgencias del Clínico, durante la pandemia. (Archivo)

¿Ha notado que desaparecieron ‘misteriosamente’ mascarillas, guantes o material de protección del hospital?
En cuanto a los equipos de protección individual (EPI), Salamanca, como todos los hospitales de Castilla y León, sólo tuvo, al principio, escasez de mascarillas en relación, en parte, con el hurto que se produjo del 40% de las mismas. Pero la labor de apoyo de la Gerencia Regional, el trabajo realizado por la dirección de Gestión buscando proveedores alternativos y la supervisión de la dirección de Enfermería, con sus jefes de Área y de Unidad, en el diseño de un sistema de dispensación y control de los EPIs que pudiera garantizar, en la medida de lo posible, la disponibilidad para los trabajadores y su uso racional, permitió solventar esos momentos de escasez.

¿Cuándo se van a reanudar con normalidad las consultas a los especialistas? ¿Y las operaciones?
El Plan de Desescalada del Causa, aprobado en el mes de mayo, contempla el inicio de la actividad de forma progresiva de la actividad quirúrgica, las consultas externas y las pruebas diagnósticas siempre salvaguardando la debida protección para los pacientes y los profesionales. A lo largo del mes de junio ya se ha iniciado la actividad, preferentemente en el bloque quirúrgico, y con respecto a las consultas, se están llevando a cabo interconsultas no presenciales para priorizar la lista de espera e iniciar las consultas presenciales. Lo mismo estamos haciendo con las pruebas diagnósticas. En todo este proceso garantizamos la asistencia de urgencias/urgencias diferidas, a los pacientes con prioridad 1 y a los preferentes no demorables.

La lista de espera era un tema que preocupaba a los ciudadanos, ¿se va a disparar por esta crisis sanitaria?
La lista de espera era y es una de nuestras prioridades por lo que tendremos que trabajar a fondo en ella. Partíamos de una lista de espera quirúrgica y de consultas considerable, aunque no se han dejado de intervenir los pacientes más prioritarios en este tiempo en el Hospital Virgen de la Vega o en la Fundación Hospital General Santísima Trinidad. La lista de espera está ahí y hay que abordarla a partir de ahora priorizando a los pacientes junto con los servicios implicados. Hay que decir que durante la pandemia no se ha incrementado la cantidad de pacientes, pero lo que sí ha aumentado mucho es la demora media. Puede decirse que en el momento actual estamos teniendo la actividad quirúrgica habitual. En cuanto a las consultas, si algo ha enseñado esta pandemia es que las consultas telefónicas y telemáticas tienen un gran futuro y ya se está trabajando con la dirección de Atención Primaria para ampliar las interconsultas no presenciales. El desarrollo de un Plan Estratégico de Coordinación Asistencial con Primaria será básico.

Las obras del nuevo hospital de Salamanca.

¿Cuándo estará listo el nuevo Hospital? ¿Podría usarse la UCI o camas en caso de un rebrote en Salamanca?
El nuevo hospital se encuentra en pleno desarrollo del plan de montaje del equipamiento y finalizando las obras de las plataformas de acceso, así como del vial. En la primera fase de la crisis conseguimos no vernos desbordados con los espacios del Hospital Clínico y con el de Los Montalvos, manteniendo libre de Covid el Virgen de la Vega. Creemos que, si hubiese un rebrote, con estos hospitales sería suficiente para contenerlo de nuevo, pero, si fuera necesario, podríamos utilizar la zona de Reanimación, ubicada en el bloque quirúrgico, y alguna planta de Hospitalización del Nuevo Hospital con el equipamiento, los recursos humanos y los permisos preceptivos.

coronavirus hosptal clinico (12)
Un sanitario en el Hospital Clínico de Salamanca.

¿Notaron casos de gripe o neumonías más graves en los meses de enero y febrero?
Una vez analizados los datos que poseemos en la actualidad por parte de los servicios de Urgencias y Medicina Interna, sí que hemos observado que principalmente en el mes de febrero aparecieron procesos respiratorios graves de etiología incierta y con una evolución tórpida.  Pero los protocolos del ministerio de Sanidad en aquel momento sólo nos permitían analizar aquellos pacientes que cumplían unos requisitos clínicos y epidemiológicos previa autorización de Epidemiología/Salud Pública.

Algunos profesionales estuvieron al límite, ¿qué nota le pone a la labor de los sanitarios en esta crisis?
El personal sanitario ha hecho un trabajo enorme y está cansado tanto física como emocionalmente. Para el que no lo ha visto, en el Hospital es difícil comprender estas situaciones. En todo momento, el equipo directivo ha intentado estar cerca de ellos y transmitirles personalmente nuestro agradecimiento y darles ánimos, tanto a los mandos intermedios como a cualquier profesional que estaba al pie del cañón trabajando. Ver todos los días la ilusión y motivación de los equipos multidisciplinares de las plantas, las unidades de Críticos y Urgencias, me llenaba de orgullo por tener los profesionales que tenemos en Salamanca. La nota no podría ser otra que matrícula de honor.

¿Cómo está el hospital tras la pandemia?
Los profesionales están muy cansados por el enorme esfuerzo que han realizado en esta crisis sanitaria. Han demostrado que el personal sanitario tiene una vocación de servicio al prójimo innegable y que son de otra pasta. Por ello, creo que por su responsabilidad y profesionalidad actuarían del mismo modo y con la misma energía e ilusión si hubiera un rebrote. Además, el Causa ha demostrado que estructuralmente está preparado y si el nuevo Hospital sigue los cauces previstos en cuanto a montaje de equipamiento y ejecución de las obras y permisos, podríamos utilizar esta nueva infraestructura como soporte de las ya existentes. De todas formas, los planes de desescalada llevan incluidos una posible reescalada ante la aparición de nuevos casos, por lo que no bajaremos la guardia y estaremos pendientes en todo momento de la evolución de la pandemia.

¿Se van a seguir restringiendo entradas y haciendo test a todos los pacientes?
La limitación estricta de recibir acompañantes y visitas nos ha obligado a poner en marcha mecanismos alternativos para la información a familiares y el acompañamiento de sus allegados a través de aplicaciones móviles o telefónicas, que se habilitaron con el fin de reducir la presencia de personas en los hospitales y mejorar la calidad de la estancia. Creo que tenemos que abordar todos los procesos asistenciales con un seguimiento estricto de las medidas preventivas y promoción de la salud. En primer lugar, llevar a cabo pruebas o test de detección para que todos los pacientes que vayan a ser sometidos a un tratamiento quirúrgico o a una prueba diagnóstica intervencionista o bien a ser ingresados desde Urgencias u otra zona del hospital, con el objetivo de definir de forma clara las áreas Covid y no Covid.

¿Cree que la sociedad ha aprendido a no ir a Urgencias por un dolor de muelas? Y, por el contrario, ¿cree que ha habido miedo en ir al hospital y se han podido agravar problemas de salud?
La afluencia por Urgencias a este complejo hospitalario históricamente ha sido muy alta. Es cierto que a lo largo de estos meses han disminuido de forma drástica, y que quizás por ese motivo, entre otros, están aflorando enfermedades en las distintas especialidades y lo estamos viendo, con aumento de pacientes oncológicos, cardiológicos, de patología digestiva… y son pacientes más evolucionados. Sobre la evolución del volumen de Urgencias no le sabría decir; espero que los ciudadanos mantengan ese uso responsable de los recursos sanitarios que tanto nos ha ayudado en la resolución de esta pandemia.

 


Noticias relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba