Cultura

Salamanca: escenario de la venganza contra la injusticia

La novela negra ‘Croata’ del salmantino Jorge García ha conseguido hacerse un hueco en los escaparates de las librerías salmantinas y agotar las ventas de su primera edición

Apasionado de la historia y devorador de libros, el salmantino Jorge García publicó hace unos meses la novela negra ‘Croata’ con la que ha querido hacer un guiño especial a su ciudad natal, ya que gran parte de la historia discurre en ella. Consiguió ser finalista del ‘Premio Azorín 2019’ pero el decreto del estado de alarma por la pandemia del coronavirus dejó la presentación y el lanzamiento de su obra “con la miel en los labios”, porque estaba previsto para marzo y abril. Con la ilusión puesta en la confirmación de la asistencia a ferias de libros y presentaciones a nivel nacional, este militar de profesión cuenta que “todos los planes se quedaron colgados, pospuestos y sin presentación oficial”.

 

Beatriz Jiménez / ICAL

Aún así, en un par de meses ‘Croata’ ha conseguido hacerse un hueco en los escaparates de las librerías salmantinas y agotar las ventas de su primera edición. Ahora espera que a nivel nacional alcance tanto éxito como el cosechado en Salamanca y “logre enganchar a los lectores”.

Investigación histórica

Su autor, Jorge García, estudió la carrera de Historia en la Universidad de Salamanca y en el ámbito militar en la actualidad, es profesor de Educación Física, además de llevar una escuela deportiva en la ciudad. Se define como “una persona sencilla y llana, padre de familia”, además de “amante de la lectura histórica”. Le gusta también recorrer los rincones de las ciudades que visita y por supuesto, los de su Salamanca, «siempre con bolígrafo y papel cerca”. Entre risas matiza que es «totalmente distinto a los personajes de la obra”.

Según cuenta, a partir de 2010 comenzó a investigar más a fondo sobre temas históricos y en ese tiempo escribió varios ensayos, sobre las pioneras del deporte en España y otro acerca de las pioneras de aviación. Además, publicó una novela biográfica del único deportista salmantino abanderado olímpicamente, Fabián Vicente. Pero Jorge confiesa que “tenía el gusanillo… quería escribir algo de ficción, algo propio” y pensó en esta historia ambientada en la ciudad de Salamanca, con personajes “reales” y con temas personales o viajes que incluyeran a los lectores. Añade que aprovechando su experiencia militar en Irak y Afganistán, sacó ideas para algún pasaje.

Con esta novela negra pretende llegar al público para que “la gente conozca lo que hay detrás de estas situaciones, porque a veces pasa desapercibido”. “Quería ofrecer en papel, la intriga de un suceso en la Plaza Mayor de Salamanca”, así habla de asesinatos en lugares emblemáticos como las Catedrales, de venganzas y cadáveres depositados en la ciudad…y con ‘Croata’ se ha quedado satisfecho.

Detalles creíbles

Le gusta que “los detalles sean creíbles” y confiesa que en esta novela se ha ayudado de varios casos reales, para “hacer ver al lector que hubo algo parecido y que sea capaz de adentrarse en la historia”. Para ello, el proceso de investigación “ha sido fundamental”, como explica. “Lleva más tiempo que la escritura en sí del los capítulos”, porque para Jorge García, “la verosimilitud es muy importante”. Apunta convencido que detalles como poder circular en un sentido u otro por una calle de la ciudad o la orientación de los lugares “son muy importantes y tener todo eso claro, a veces alarga la escritura”.

‘Croata’ ha acompañado a este salmantino cerca de un año, en lo que se puso a estructurar la novela, crear personajes, redactar y un proceso de varios meses de reflexión para cambiar detalles y una revisión final, “donde se pule el libro”. Asimismo, explica que la novela fue revisada por el Comisario de la Policía Nacional de Salamanca, Luis Esteban, escritor también de género policíaco. Él le aconsejó y “no dudó en echarle una mano” sobre todo con los detalles a nivel policial, que Jorge desconocía.

Todo su trabajo anterior había estado basado en la investigación histórica y esta novela negra, ha supuesto “un cambio muy radical”. Dice, que a su entorno le sorprendió mucho y en un primer momento “fue impactante, junto una sensación de descubrir que algo apasiona”.

Constancia

Cuenta que ‘Croata’ ha sido escrito en varios lugares, en el trabajo, en casa… y muchas escenas están ambientadas ‘in situ’. En ese sentido, Jorge recuerda bares míticos de la capital como el Holy Cross, el Delicatessen, o el Niebla. Allí escribió muchas páginas y ambientó las escenas “en ese mismo momento”, con la música que sonaba de fondo, la gente alrededor y todo lo que en ese momento le pedía la trama. Por ello, dice que no tiene un sitio ni horario fijo para escribir. Aunque asegura que “hay que tener constancia para que la idea no desvaríe y las escenas que tienes en mente, no se vayan y pierdan la frescura”.

Entre risas, comenta que la sensación que le transmite la gente que ha leído ‘Croata’ es que “se han quedado con ganas de más y ya piden una continuación”, pero por el momento “no es su intención”. Con timidez, avanza su idea de escribir otra novela negra “pero trabajando el campo de la historia, quizá en la Salamanca de 1937”, que a su juicio “es una época brutal para la ciudad, donde se vivió un momento único”.

Crudeza versus Realidad

Este salmantino reconoce que las escenas de violencia fueron “muy difíciles de construir, porque buscaba una crudeza y a la vez realidad”. Define sus páginas como “una historia de venganza, crudeza y criminalidad”, sin dejar a un lado que al final “se trata de ficción”, como aclara.

Mientras escribía los pasajes ubicados en Oporto, exclama que se sintió muy “atrapado”. Es una ciudad conocida para él, y quizá es la parte de la novela en la que sus ideas fluyeron más rápido. En ese sentido, apunta que fue “la más bonita de redactar y la más sencilla”, así que fue fácil crear la historia y la ambientación en ese lugar.

En ‘Croata’, su autor destaca el papel de la protagonista femenina, Eva Santana, la detective privada, antigua agente de la Guardia Civil, a la que define como “muy ruda, fuerte y a la que le gusta el deporte”. Se entusiasma al hablar de este personaje por cómo va variando la historia a través de ella, cómo va creciendo y la impresión que da al lector al inicio y con la que uno se queda al final, que “acaba llegando a la gente por su manera de hablar”. De ella señala también su “humor socarrón”, que atrapa tanto a hombres como a mujeres. “Era un placer escribir sobre ella”.

Aunque todos los personajes como Max Badía, Sandra Vitezic, Fabio Milhanas o Fernando Franco, entre otros, logran inyectar en los lectores esa “emoción e intriga insospechados” de este género.

Este aficionado a la escritura y la historia, espera que la gente de Salamanca disfrute con su novela “porque la ciudad tiene muchos lugares con encanto para ese tipo de escenas”. También sueña con que algún día ‘Croata’ pueda convertirse en serie, ya que “encajaría bien por la estructura, la trama y los personajes”.

En las páginas de ‘Croata’ refleja los problemas de aquellos que luchan por las injusticias, para que “sean vengadas o juzgadas”….aunque Jorge García dice que “este libro va más allá…”


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba