Opinión

Vamos a contar mentiras

 

Según dice el refrán: se coge antes a un mentiroso, que a un cojo. Les puedo asegurar que, para mi suerte o desgracia, sé de ambas cosas. Mirar a la cara, a las manos y sobre todo a los ojos, me dice mucho. Las actitudes y el silencio hacen el resto.

Deberíamos de estar curtidos de que nos ‘la quieran meter doblada’ y aún así, seguimos aguantando ‘carros y carretas’. Ponemos buenas caras y seguimos, sabiendo que la explicación no convence, pero la diplomacia y la educación mandan, a sabiendas que para mantener una mentira se necesita tener muy buena memoria. Tampoco todo el mundo está capacitado para escuchar verdades de esas que duelen, porque dejan en evidencia la cara más cutre de una trápala.

En todo este tiempo, me encontré con Pinochos haciendo de sus ‘trolas’ un mal aún mayor y con Gepettos, tratando de justificar esas mentiras y llevar al redil a aquellos que consideran que algún día cambiaran. Ojalá hubiera más Pepitos Grillo dando buenos consejos, que buena falta hacen.

Esta maraña de actos hace que me pregunte el concepto que tienen los demás de nosotros, pero sobre todo el concepto que tienen de ellos mismos tratando de engañarse y creerse a partes iguales el mismo embuste que pretenden que creamos los demás.

La palabrería fácil y la verborrea barata hace que a veces se salgan con la suya, pero realmente: ¿Cuanto dura una mentira?

Los castillos de naipes se acaban cayendo porque no se pueden sostener. El embuste tampoco durará mucho. Siempre habrá algo o alguien que saque a la luz esa trápala y aunque el silencio trate de imponerse la verdad se acabará sabiendo, aunque los daños colaterales ya sean irreparables.

Imploro a la sensatez que cada uno tiene, pero si hay algo de lo que hay que hacer alarde es de la honradez, ya que en ocasiones el “antes muerta, que sencilla “, solo reporta un beneficio puntual, a quienes viven ese eslogan de manera habitual.

En esta vida siempre hay que seguir aprendiendo, aunque ese aprendizaje conlleve moraleja, por eso para acabar hago alusión a una frase de Sócrates: “La mentira gana bazas, pero la verdad gana el juego “.

Creo que a buen entendedor ….

Más información: Asociación Salmantina contra Bullying y Cyberbullyin -ASCBYC-


Deja un comentario

Botón volver arriba