Opinión

Conexión con lo esencial

 

¿Te apetece una película con ojos de yogui? Pues ahí va. Es la combinación de esta semana sobre arte y yoga. Bienvenidos todos a vuestra columna en esta última semana de agosto.

En esta ocasión nos adentramos en una película documental que llega desde nuestro país. A continuación te cuento la ficha técnica. Su título: “Cien días de soledad”. Dirigida por José Díaz Martínez y Gerardo Olivares en el año 2016. Tiene una duración de horita y media, que no está mal para un documental.

Este filme está rodado en Asturias, concretamente en el Parque Natural de Redes; sí, sí, ahí en plena montaña. Desde luego que me parece alucinante la experiencia, como poco compleja y delicada, donde imagino que todo en cada momento es: presente. El aquí es el ahora.

Sin descubrirte demasiado la peli, el caso es que José Díaz se recluye (se autoconfina) cien días en una cabaña en la montaña. Te imaginas después de haber pasado nuestro confinamiento: ¿Haberlo hecho sin electricidad, ni móvil, ni reloj, ni televisión, ni ordenador…? Pues si quieres descubrir cómo fue en la montaña mira esta película, que en mi opinión, no va tanto de la naturaleza sino más bien de una vida espiritual.

Por supuesto que si eres amante del norte y de la naturaleza es muy recomendable que la veas. Una cabaña perdida en la montaña, un huerto, unas gallinas y el bosque, es todo lo que tuvo el protagonista durante los cien días que pasó aislado en un rincón de este Parque Natural de Redes.

La idea del director era vivir esa experiencia de soledad, introspección y de unión con la naturaleza, y después compartirlo en este bello documental. Como sabes, el yoga es una disciplina de autoconocimiento donde muchas veces nos inspira a momentos de soledad, y en esta peli puedes ver un formato llevado un poco al extremo.

No vas a ver un film de acción y desconexión, sino todo lo contrario una gran conexión con lo esencial. Es más bien un relato que enamora por su sencillez y cercanía. Su belleza reside en estas dos cualidades miradas desde una idea de vida más salvaje, que acaba siendo un período de reflexión. Si quieres escuchar el silbar del viento, anímate y dale al play (está disponible en Netflix).

Total que “Cien días de soledad”, con nueve candidaturas a los premio Goya, se presenta ante tus ojos para hacerte valorar, agradecer, disfrutar, ser consciente de todas y cada una de las cosas de tu vida diaria. Volvemos a ese yoga cotidiano. ¿Te apañarías sin móvil cien días? ¿Sin reloj? ¿Sin un hornito para cocinar tu cena? Ay… Qué de cosas, ¿verdad?

Como decía, si eres amante de la naturaleza y sientes cierto interés por la espiritualidad, te gustará.

Que tengas un buen día y cuides tu energía.

Ganhesa Salamanca


Deja un comentario

Botón volver arriba