Castilla y León

14 medidas para salvar el Sistema Nacional de Salud

CSIF exige soluciones para terminar con el grave deterioro del Sistema Nacional de Salud

 

La Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF) alerta de la grave situación de la sanidad pública en España, y también en Castilla y León, que la pandemia del Covid-19 ha hecho más visible, evidenciado unas carencias que han florado, y que responden a la gestión sanitaria de los últimos años, por parte de las administraciones central y autonómicas, con recortes de medios y de personal, que CSIF viene denunciando desde hace tiempo

 

En estos meses de la pandemia del Cpvod-19, “nuestros profesionales han luchado y siguen luchando con las armas que le han dejado. Y como en toda alarma sanitaria, hemos sufrido bajas, y muchos de ellos ya no estarán aquí. Pero esta pandemia, desgraciadamente, ha hecho más visibles la labor de los profesionales del ámbito sanitario ante nuestros gobernantes, que se dedican solo a echarse la pelota al tejado del otro, y no dar una respuesta a los profesionales ni a la ciudadanía”, afirma CSIF.

Ante las desigualdades del sistema sanitario entre las comunidades autónomas, “con diferencias en las carteras de servicios, en las inversiones, en las retribuciones por un mismo trabajo, en recursos humanos o en las privatizaciones, entendemos que debe existir una cohesión del Sistema Nacional de Salud en aspectos básicos, con mayor inversión y presupuestos finalistas”, señala CSIF.

Asimismo, el presidente del sector autonómico de Sanidad en CSIF Castilla y León, Juan Carlos Gutiérrez Rodilla, remarca la necesidad de una reforma de la Atención Primaria, “tan necesaria, una reforma que llevamos años arrastrando, y que está dejándola en una situación catastrófica, como se está comprobando ahora más que nunca”.

Ante la falta de recursos humanos “para su correcto funcionamiento, y ante la incapacidad de las administraciones, para proteger la dignidad, el control sobre el trabajo y la salud laboral de sus profesionales”, CSIF alerta de que la situación de Atención Primaria se viene agravando exponencialmente, en los últimos meses, e insta al Gobierno central y a las autonomías a poner soluciones ya.

CSIF lamenta la “soledad” que sufren los profesionales sanitarios, “y el abandono por parte de la administración. También tienen la incomprensión de una parte de la ciudadanía, que en no pocos casos se traduce en forma de agresiones a quien menos culpa tiene de la situación, solo por el simple hecho de estar al pie del cañón”,

Todas estas circunstancias, ha llevado a CSIF, ante la pasividad de las administraciones, “a levantar la voz, en un momento delicado”. Las exigencias, para la cohesión del Sistema Nacional de Salud son:

  1. Implantación urgente de la reforma necesaria de Atención Primaria adaptada a la situación epidemiológica actual o sucesivas.
  2. Aumento de la financiación del gasto sanitario respecto al PIB acorde a las necesidades y problemas reales que sufre la Atención Primaria alcanzando el 7,2% del PIB y situar a la Atención Primaria en el 25% del total de gasto.
  3. Recuperación del poder adquisitivo perdido.
  4. Creación de un programa dentro de PRL que contemple e incida en los riesgos psicosociales específicos del contexto laboral de Atención Primaria.
  5. Creación de bolsas específicas para profesionales sanitarios de Atención Primaria que se encuentren en la actualidad trabajando el en extranjero para tratar de incentivarlos a través de oferta de empleo estables en el SNS.
  6. Creación de bolsas específicas de las distintas categorías sanitarias para garantizar la cobertura de sustituciones, incidencias, permisos, necesidades de refuerzo, etc. que garantice a las y los profesionales su continuidad laboral sin perdida retributiva.
  7. Que se dimensionen las plantillas a la situación real, de forma que el cálculo del número de pacientes por cupo adscrito contemple el trabajo real que se realiza en Atención Primaria.
  8. Contratación de profesionales para adaptar las plantillas al contexto actual y al aumento de competencias y funciones que conlleva la implantación del Marco Estratégico para la Atención Primaria y Comunitaria, para poder así reducir la sobrecarga asistencial y de tareas administrativas que vienen sufriendo desde hace muchos años.
  9. Dotación de puestos de todas las especialidades y profesiones sanitarias y de gestión y servicios, en los EAP.
  10. Que se oferte a todos los residentes de Medicina Familiar y Comunitaria, que finalizan el periodo de FSE, contratos en los Centros de Salud de al menos dos años de duración.
  11. Sustitución de todas y todos los profesionales que se encuentren en IT, vacaciones, asuntos propios, días solicitados para formación continuada, etc.
  12. Aumentar el número de plazas en la FSE de Medicina Familiar y Comunitaria y Enfermería Familiar y Comunitaria para adaptarse a la necesidad real de falta de profesionales en nuestro país, y así prever y evitar la ausencia de profesionales en las bolsas de empleo de Atención Primaria del SNS, como está ocurriendo actualmente.
  13. Eliminación de la tasa de reposición en las OPE, para alcanzar una tasa de temporalidad en APS inferior al 8%.
  14. Recuperación del dialogo social.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba