LocalPortada

Baja el ritmo de contagios en Salamanca

Sanidad pide mantener todas las cautelas

El ritmo de contagios por coronavirus en Salamanca sigue ralentizándose paulatinamente, y este jueves se notificaron 136 nuevos positivos, dos menos que la víspera, cuando experimentaron otro pequeño descenso.

 

La provincia acumula 16.319 positivos con prueba desde el inicio dela pandemia, y 548 muertos por coronavirus en el Hospital Clínico, dos de ellos en las últimas 24 horas, rompiendo así la tendencia de las últimas jornadas.

También en la última jornada han recibido el alta 17 pacientes que estaban ingresados, pero continúan en planta 193 enfermos de covid (dos más que la víspera) y otros 24 en la UCI (sin cambios).

La situación en las residencias de mayores apenas experimentó variaciones respecto a la víspera.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, informó este jueves de que el ritmo de contagios muestra una tendencia descendente “de forma general” en Castilla y León, al igual que se está evidenciando a nivel nacional, con una incidencia acumulada de 845 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, aunque apostilló que los datos consolidados del Sistema de Información Epidemiológico sitúa a la Comunidad en 941 casos por cada 100.000 habitantes en dos semanas.

A pesar de esta tendencia decreciente, Casado apostilló que la situación en la Comunidad sigue siendo “de alerta extrema” por lo que llamó a la máxima cautela. La consejera recordó que el pasado 27 de julio se empezaron a incrementar los casos, un incremento paulatino que siguió desde el 1 de septiembre y el 1 de octubre se registró un aumento “de forma importante”. No ha sido hasta el 26 del mes de octubre cuando se ha detectado “un pequeño descenso” que se prevé que pueda estabilizarse.

De cualquier manera, la consejera apeló, a la finalización del Consejo de Gobierno, a “toda la cautela” porque recordó que “no es la primera vez que hay dientes de sierra” y tras un descenso se coge “impulso” de nuevo con una tendencia negativa. Dentro de esta situación epidemiológica de la Comunidad, la consejera hizo una referencia a la ciudad de Burgos, lo que ha llevado a incrementar las medidas restrictivas ante su situación “preocupante”.

Casado se refirió a aquellos casos con mayor incidencia acumulada que corresponde “en general” a zonas con mayor densidad de población. “Estamos en una Comunidad con muchos pueblos pequeños que afortunadamente tienen incidencia muy baja” pero llamó a ser “muy cuidadosos” con estas zonas dispersas. “Tenemos que conseguir que el mapa se convierta poco a poco en zonas más naranjas hasta que sean verdes”, reclamó.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba