Castilla y León

3.000 sanitarios piden la retirada del decreto que modifica su estatus

Acusan a la Junta de jugar con la salud de la población y piden “respeto” y refuerzos en las plantillas

Cerca de 3.000 profesionales sanitarios de toda Castilla y León se concentraron esta mañana a las puestas de hospitales y centros de salud de todas las provincias de la Comunidad para pedir a la Junta la retirada del decreto que regula las prestaciones laborales del personal de Sacyl. Además acusaron a la Consejería de Sanidad de estar jugando con la salud de los castellanos y leoneses y reclamaron respeto y un refuerzo de las plantillas.

 

Ical.- En manifiestos conjuntos elaborado por los sindicatos con representación en la Mesa Sectorial de Sanidad -Satse, CSIF, CESM, UGT, CCOO y USAE- se denunció el intento de imponer al personal sanitario unas condiciones de trabajo “asfixiantes” que no permiten una atención de calidad a los pacientes.

En una protesta celebrada en Valladolid a las puertas de la sede de la Consejería de Sanidad y en la que se concentraron más de 300 profesionales, los representantes sindicales denunciaron que la imposición del decreto es “abusiva” y supone la pérdida total de derechos. Además, se criticó que desde la Junta se ha pasado de elogiar la labor de los profesionales sanitarios a “maltratarlos”.

La secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitairos de CCOO, Ana Rosa Arribas, acusó a la Junta de sembrar el enfrentamiento entre la población y los profesionales sanitarios, “algo que no vamos a permitir”. Además, argumentó que si desde la propia Consejería de Sanidad se reconoce que los profesionales están cumpliendo y asumiendo su responsabilidad, no hace falta este tipo de decretos.

Por su parte, el secretario autonómico de la Federación de Empleados de Servicios Público de UGT, Tomás Pérez, acusó al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, de “traicionar” a los trabajadores al romper la negociación que estaba abierta y le recordó que “no se negocia publicando decretos en el Bocyl un sábado por la mañana”.

En la misma línea se pronunció la secretaria autonómica de Satse, Mercedes Gago, que reclamó a la Consejería de Sanidad alcanzar un acuerdo en la mayor parte de los puntos para perjudicar lo “menos posible a los profesionales, pero sobre todo a los pacientes, dado que estos recortes y estas condiciones laborales repercutirán de forma negativa en la atención a los ciudadanos.

León

En el caso de León, las concentraciones se produjeron de manera simultánea en los Hospitales de la capital y en el de El Bierzo, así como ante la Gerencia de Atención Primaria y a las puertas de los consultorios médicos de la provincia, donde los profesionales sanitarios pidieron “responsabilidad, respeto y seriedad” ante lo que aseguraron que se trata del “mayor abuso jamás realizado sobre las condiciones de trabajo de cualquier tipo de empleado público”.

En el caso del Hospital de León fueron casi medio millar de personas, entre médicos, enfermeros, celadores, auxiliares y personal de todas las categorías los que salieron a la puerta principal del edificio para protestar contra un decreto que “se carga los derechos de los empleados de la Sanidad de Castilla y León”, mientras que hasta ese momento planteaban “jornadas de 35 horas y regulación de condiciones de teletrabajo”.

Salamanca

En Salamanca fueron más de medio millar los profesionales sanitarios los que se concentraron en los aledaños del Hospital Clínico Universitario. Entre los mensajes que rezaban las pancartas que exhibieron para mostrar su desacuerdo con la nueva normativa se podían leer. ‘Con este Mañueco, derechos de muñeco’, ‘Más esfuerzo y dedicación, menos traición’, ‘Tú nos aplaudes, ellos nos explotan’o ‘No somos recortables, somos indispensables’.

A su vez, dos portavoces se encargaron de la lectura del manifiesto en el que advirtieron  estar “agotados, exhaustos y rotos físicamente”, y pidieron a la Junta “responsabilidad, respeto y seriedad” . Tras apenas un cuarto de hora de concentración y tras romper en una sonora ovación, todos los trabajadores regresaron a sus puestos.

Burgos

Mientras tanto, en Burgos fueron varias decenas de profesionales sanitarios los se dieron cita a las puertas del Hospital Universitario de Burgos (HUBU) bajo gritos de ‘Menos decretazos y más contratos’ , aunque las protestas también se repitieron en distintos centros de salud de la capital burgalesa para mostrar su rechazo a un decreto que los sindicatos calificaron “despropósito”.

Las mismas reivindicaciones se lanzaron a las puertas del Hospital Santa Bárbara de la capital soriana, donde se dieron cita unos 300 profesionales. Allí, la médico del servicio de Radiología del Hospital Pilar Peláez, encargada de leer el manifiesto, también denunció que sólo en su departamento faltan cuatro médicos y tres profesionales prevén marcharse a otro destino. “Este servicio es clave en el Hospital y se va a quedar cojo”, avisó.  Por su parte, la celadora Sara Arancón, pidió a la Junta que plantee una nueva ley para atraer a los profesionales sanitarios con mejores contratos e incentivos, algo que permitirá su asentamiento en la Comunidad.

Zamora

En Zamora, cerca de 200 profesionales del sector sanitario protestaron a las puertas del Hospital Virgen de la Concha y del Hospital Provincial. “Hemos pasado de los aplausos y reconocimientos generalizados durante la primera oleada a vernos asfixiados y a no poder desarrollar nuestro trabajo y nuestra vida con normalidad”, indicaron a Ical varios médicos. Además, el persona sanitario que se concentró ante los hospitales exhibió pancartas en las que se podía leer ‘Igea, ¡campeón!, a currar con el montón’ y ‘Así no, Mañueco, así no’.

Palencia

El Hospital Río Carrión fue el escenario de la protesta en Palencia y en la concentraron unas 250 personas.. Allí, la delegada de CSIF, Pilar Solís, aseguró que “es triste que la Junta piense que debe publicar un decreto de estas características para contar con sus sanitarios, dado que, durante los meses más duros se ha dado el 100 por ciento. Nadie ha escatimado medios o esfuerzos para cumplir las obligaciones”.

En la misma línea se posicionó la secretaria provincial de Satse, Sonia Pascual, que, en declaraciones a Ical aseguró que “no se puede convencer a los profesionales, que tanto agradecimiento se les debe, para que sigan trabajando por encima de sus posibilidades con esta presión a golpe de latigazo”.

En Segovia fueron unos 250 los participantes de la concentración celebrada en el acceso principal del Hospital General de Segovia. Allí, por espacio de una media hora se pidió la retirada de un decreto que supone un “atropello” a los derechos de todos los profesionales sanitarios, que son  los que “más están acusando y peor lo están pasando por la pandemia”, según explicó la representante de Satse Segovia, Miriam Rubio.

En el Hospital General y a las puertas de los centros de salud de toda la provincia se pudieron leer muchas pancartas con frases como: ‘Mañueco nos tiene hasta el zueco’; ‘Esto no es vocación, es una explotación’, ‘Mi mamá es enfermera, Mañueco, quién me cuida’, o ‘Disculpen las molestias, nos están aniquilando’.

Ávila

Por último, en la capital abulense la respuesta también fue masiva tanto el Hospital Nuestra Señora de Sonsoles, como en los centros de salud, concentrándose en total unos 300 profesionales. La protesta duró unos minutos y durante la misma la enfermera María Jesús García fue la encargada de leer un texto consensuado en el que denunció la “pérdida de derechos abusiva y total” y en el que se recordó a la Junta que “no somos los malos, el malo es el coronavirus, y nosotros somos los que luchamos contra él en primera línea de batalla”.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba