Cosas de la vida

Raquel Sánchez Silva manda un tierno mensaje a Juanjo Ballesta

 

Juanjo Ballesta, el actor logró el reconocimiento del público y la crítica al encarnar, siendo un niño, el complejo personaje de El Bola, ahora, después de su paso por las cocinas de Masterchef se ha ganado el cariño de todo el mundo por su autenticidad, sentido del humor y gracia delante de las cocinas con los miembros del jurado y sus compañeros de concurso.

Cuando concluyó su etapa en el concurso, fueron muchas las muestras de cariño que recibió, una de ellas, la de su compañera y amiga, Raquel Sánchez Silva. El actor agradece esta muestra pública de cariño, diciéndole que él también la quiere mucho. «No lo puedo explicar con palabras de verdad, cuando te vea te voy a comer esa cara bonita que tienes. No sabes la ilusión que me hace tenerte en mi vida y formar parte de la tuya. Y por supuesto, para mí eres la mejor presentadora del mundo mundial. Por donde pasas arrasas y a mi contigo se me cae la baba. Ya te lo dije cuando te conocí. Pero nunca olvides lo mucho que te quiere tu juanjito. Vamos a vernos ya. Y por supuesto, yo por ti mato. Eres tan bonita y tan tan buena madre que fuassss. Eres espectacular hermanita. Te quiero, te quiero, te quiero».

Dale al play para escuchar el bonito mensaje de Raquel Sánchez Silva.

 

Además de por estas muestras de cariño, Juanjo Ballestas también ha sido noticia porque el actor ha hecho público una noticia a través de la revista Lecturas. El actor de 33 años contó que tiene problemas de salud que padece desde niño, cuando le diagnosticaron hiperactividad y atravesó unas de las épocas más duras de su vida cuando se quedó paralítico durante dos años.

«Cuando era pequeño, le decían a mi madre que iba a perder la cabeza porque era muy nervioso, que me medicase”, cuenta el actor a Lecturas que uno de los ataques causados por la hiperactividad le causó un infarto en el fémur y tuvo gravísimas secuelas. «Me operaron y me quedé paralítico dos años».

Todavía sufre algunas de esas secuelas. Ballesta reconoce que a veces no puede ni andar, sobre todo los días de lluvia y ya desde niño comprendió que el deporte era un gran aliado para sus problemas de hiperactividad. «Entrenar es importante para estar sano y bien de la cabeza», admite, quizá por ello esté inculcando a su hijo el amor al deporte y es frecuente verlo entrenar en el gimnasio.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba