Economía

El sector del ibérico, en horas bajas: ¿cómo será esta atípica campaña de Navidad?

Los industriales de Guijuelo han visto reducida su facturación un 30% por la pandemia

La llegada de la Navidad siempre es sinónimo de más caprichos, más compras, menos miramientos a la hora de ‘rascarse’ el bolsillo, y un especial aumento del gasto en alimentación… ¿también este año?

 

Precisamente en esta época, hay un sector que quizá goza de un protagonismo especial; ése no es otro que el ibérico, de gran tradición en una provincia como Salamanca y que nutre las despensas de toda España y medio mundo. Pero este año no, la situación es muy diferente ‘gracias’ a esa maldita pandemia que se sigue empeñando en cambiarlo todo y en dejar muy ‘tocada’ la economía.

“No hemos hecho aún ningún tipo de previsión porque es muy complicado con la incertidumbre que hay en la actualidad; es cierto que noviembre no ha sido la catástrofe que esperábamos, pero las cosas no están bien y si cada año se retrasa más la campaña de Navidad, éste con más razón”.

Así se ha expresado el presidente de la Industria de la Carne de Guijuelo, Francisco Javier Benito, quien no se muestra muy optimista de cara a estas fiestas navideñas. “Aunque sacas mercancía, los precios han caído mucho y, por tanto, también la facturación. En comparación con un año normal, ésta ha podido caer un 30%, con todo lo que esto conlleva y dentro de lo malo, al menos sacamos parte del género. Esperábamos un desastre mayor, dentro de lo mal que están las cosas, claro”, analiza.

Asimismo, reconoce que sí esperan un “achuchón de última hora en Navidad, como ocurre siempre, aunque una campaña como ésta no la hemos vivido nunca por todo lo que ha ocurrido y las circunstancias tan especiales en las que nos encontramos; estamos muy inquietos”.

Fundamentalmente, la mercancía que ha salido lo ha hecho a las grandes superficies o supermercados, ya que el canal Horeca (Hoteles, Restaurantes y Cafeterías) o ha estado cerrado o ha visto reducida su actividad en relación a épocas normales.

Y es que, el sector del ibérico destina el 60-70% de su producción a los restaurantes y, el resto, a la alimentación en los supermercados, para hacerse una idea de cómo está la situación de un sector que ha seguido exportando productos.

En este año de la Covid-19, ¿habrá regalos o cestas de empresa? “Hay alguna empresa que ya ha encargado regalos para sus empleados, pero piden mucho menos que antes, de eso no hay duda. Unas porque no pueden y otras poniendo como excusa la actual situación económica”.

Las Navidades en ‘mini familia’ pueden tener un pequeño impacto en el consumo, ya que “no se van a poder hacer grandes comidas o cenas con familia o amigos, por lo que la cantidad será menor”, explica el presidente de la Industria de la Carne de Guijuelo.

Jamones

El mayor consumo, según Francisco Javier Benito, se centra en las paletas y los embutidos “porque la gente no quiere un jamón, bien porque se le puede secar o porque no sabe cortarlo; es menor su consumo en piezas, porque también es más caro».

El sector del ibérico está aguantando en Guijuelo por los préstamos ICO, que “nos están dando un poco de liquidez, pero eso luego hay que devolverlo. Estamos muy descontentos con la administración porque no hemos recibido ninguna ayuda”, denuncia Benito.

A falta de cerrar el año con el mes de diciembre y sin poder hacer previsiones e instalados en la incertidumbre, lo cierto es que un sector capital en esta provincia y en la comunidad, como es el ibérico, ha visto como su facturación se ha desplomado ya entre un 30 y un 40%. Pintan bastos… porque el ganadero también sufre las consecuencias de una indiscriminada bajada de los precios como se observa cada lunes en la Lonja de Salamanca.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba