Castilla y León

Idem del lienzo en la catedral de León

La Iglesia ha vuelto hacer de su mitra un sayo reuniendo en la catedral leonesa a cerca de 300 personas

Ha vuelto a ocurrir. Si hace tres semanas fue en la catedral de Burgos, este sábado ha sido en la de León. Cuando la mayoría de los gobiernos autonómicos (no es el caso de nuestra comunidad) endurecen sus restricciones ante la delicada situación epidemiológica, la Iglesia ha vuelto hacer de su mitra un sayo reuniendo en la catedral leonesa a cerca de 300 personas con la connivencia y el beneplácito de la Junta de Castilla y León.

El imponente marco de la “Pulchra Leonina” ha sido escenario de la “entrada e inicio del ministerio episcopal en la diócesis” (en cristiano, toma de posesión”), del nuevo obispo de León, monseñor Luis Ángel de las Heras Berzal, hasta su nombramiento titular del Obispado de Mondoñedo. Las restricciones y recomendaciones de la Junta sobre actos en lugares de culto no han afectado a la celebración, retransmitida en directo por Trece TV y La 8 de León.

Como ya ocurriera en la catedral de Burgos, el hecho de que la provincia de León se encuentra en el máximo nivel de alerta sanitaria, el 4, no ha sido óbice para que la ceremonia se oficiara en toda su integridad, incluida la interpretación de varias piezas corales, algo expresamente desaconsejado en las recomendaciones incluidas

En el acuerdo de la Junta en vigor desde el viernes. Se da la paradoja además de que las celebraciones religiosas al aire libre tienen autorizada la asistencia de un máximo de 20 personas y de que las visitas guiadas a los monumentos -la catedral leonesa parece que lo es- han de realizarse en grupos de un máximo de 6 personas incluido el monitor o guía.

Si en la catedral de Burgos la toma de posesión del nuevo arzobispo fue “bendecida” in situ por el consejero de Presidencia, Ángel “Rompetechos” Ibáñez, en la del nuevo obispo de León ese papel lo ha representado el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos “Rey Sol” SuárezQuiñones. (Aclaro lo de “Rey Sol”. Suárez Quiñones, conocido como “Pañuelitos” por su afición a lucirlos en la solapa, ha abandonado últimamente ese signo de elegancia y distinción. Lo del “Rey Sol” trae cuenta de su famosa frase “La Administración soy yo”, evocadora del famoso “L’État, c´est moi” que pronunciara Luis XIV de Francia).


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba