Opinión

Deja entrar o deja salir

 

Comenzamos semana, mes y año nuevo. En realidad, no nos importaría en vez de un año nuevo regular, uno usado pero que sea bueno y bonito, ¿verdad?

Y para los comienzos se habla muchas veces de abrir. Eso es lo que hacemos, abrimos la puerta a la práctica de yoga con asana, el arte de las posturas. Y para ello nos ayudamos de parighasana, que es por supuesto la gatepose en inglés y la postura de la puerta en castellano. Una postura que practicaremos este mes de comienzos.

Parigha en sánscrito hace referencia a las vigas que se colocan detrás de las puertas para darles firmeza, esos travesaños de madera para abrir o cerrar las puertas. Me parece muy poética esta postura.

En el aspecto físico es una postura de flexión lateral y es de nivel intermedio, que va a permitir una fantástica apertura en los costados. Así que es muy amiga de hacer unas buenas respiraciones.

Es una postura vinculada con esa intención de dejar entrar o de dejar salir. Usamos una puerta cuando queremos entrar o queremos salir, y es una postura por ello relacionada con algo clave, que es que algo acaba o algo empieza.

¿Cómo realizar la postura de la puerta?

  1. Colócate de rodillas:con la espalda erguida y la mirada relajada al frente. Y mira que tus rodillas estén debajo de tus caderas en línea.
  2. Estira la pierna derecha: estírala hacia el lado derecho. Abriendo la cadera hacia ese lado derecho y apoya el talón o toda la planta, depende de tu anatomía personal. Asegúrate de que tu cadera, tu rodilla y tu pie dibujan una línea.
  3. Eleva el brazo izquierdo arriba: y ahí busca crecer con tu columna vertebral y no elevar el hombro izquierdo hacia la oreja, exhala y relaja el hombro (…y sonríe). Inhala creciendo con tu brazo y exhala yendo a tu lado derecho, haciendo flexión lateral de tu columna.
  4. Desliza la mano derecha: por tu pierna y colócala relajada, no lleves peso a esa pierna, y evita apoyarte en la articulación de la rodilla.
  5. Mirada: arriba o al frente.

Detalles importantes:

  • Tu pelvis ha de estar en neutro.
  • La respiración es suave y relajada por la nariz.
  • Mantén la postura durante 30 segundos o 1 minuto.
  • Toma conciencia de la apertura en esta postura y de la respiración.

Beneficios de parighasana:

  • Fortalece el abdomen.
  • Flexibiliza la columna vertebral.
  • Terapéutica para personas con asma.
  • Amplía la capacidad respiratoria.
  • Abre los hombros, las caderas y el pecho.
  • Mejora la digestión.
  • Permite que esa “puerta” se abra o se cierre.

Si te apetece probar, mueve tus muebles, saca tu esterilla y comienza el año abriéndole la puerta a algo bueno para ti: practicar yoga.

Que tengas un buen día y cuides tu energía.

Escuela de yoga online Ganesha Salamanca



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba