Deportes

Carlos de la Nava, el único superviviente de Unionistas CF

De los seis jugadores a los que el club bajó la ficha, solo resiste el '10' del equipo

Carlos de la Nava, Javi Navas, Piojo, Diego González y David Gallego; cuatro salmantinos y un abulense, han sido cuatro de los protagonistas en el año del ascenso y de los logros obtenidos hasta ahora por Unionistas CF.

El club realizó una rebaja de la ficha en el inicio de la temporada 2020-21 a los cinco futbolistas, (también a Pablo Aguilera), con el fin de ayudar al club a superar sus problemas en una campaña complicada como es la de la pandemia de la Covid-19.

Pero, lo que ninguno de ellos sabía es que iban a salir del club más tarde o más temprano al no contar en el plano deportivo… el primero en ser despedido de Unionistas CF fue su emblema y capitán Jesús Hernández de la Torre, Piojo, cuya traumática salida provocó un gran revuelo en la ciudad.

Pablo Aguilera salió de Unionistas el pasado 30 de septiembre pese a tener contrato con el equipo salmantino.

El siguiente marcado en la lista fue Javi Navas, nombrado capitán por el entrenador Hernán Pérez tras la salida de Piojo, y que vio cómo apenas tenía protagonismo en el equipo, ya que el club no le quería en su plantilla y recaló en el otro club de la ciudad, el Salamanca CF.

De la Nava

Más tarde, los señalados para dejar el club fueron los salmantinos David Gallego y Diego González, que también cuentan con una cláusula de confidencialidad para no poder hablar sobre su salida del club. De hecho, La crónica de Salamanca ha intentado hasta en tres ocasiones poder entrevistar a ambos futbolistas, pero no ha sido posible, ante la negativa del club salmantino.

Diego González también ha sido despedido de Unionistas CF después de bajarse el sueldo y apenas ha tenido oportunidades para Hernán Pérez, que no quiso al jugador en ningún momento pese a haber sido importante en la pretemporada en la que tuvo que jugar por las bajas.

David Gallego ha sido el último en salir de la disciplina de Unionistas CF, en este caso se va como cedido al Izarra, también sin poder hablar y con la gran incertidumbre de saber qué pasará cuando regresa al club tras la cesión.

El único superviviente que resiste en la plantilla desde el ascenso es el salmantino Carlos de la Nava, quien también se vio obligado a una rebaja de su salario y ha sido nombrado como capitán tras la salida de Javi Navas…

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba