Castilla y León

La tercera ola toca techo en la Comunidad

La ralentización de los contagios en Castilla y León y comienza ya a reducir la incidencia “lentamente”

La Comunidad consolida la ralentización de los contagios y comienza ya a reducir la incidencia “lentamente”, tras haber «tocado techo». Así lo aseguró la consejera de Sanidad, Verónica Casado, quien insistió en la importancia de no “relajar” ahora las medidas restrictivas, que junto a los cribados, han tenido a su juicio un “claro efecto” para frenar el avance del coronavirus y “torcer” una situación “terrible”.

 

Ical.- En la comparecencia posterior al Consejo de Gobierno, Verónica Casado afirmó que la situación es “muy compleja”, por lo que más allá de los cribados, consideró que sigue siendo muy importante cumplir las medidas de prevención. Además, confió en que las restricciones muestren su efecto de una manera “más intensa” en los próximos días, si bien indicó que la tranquilidad se logrará cuando se alcancen los 25 casos por 100.000 habitantes.

En ese sentido, la consejera de Sanidad indicó que en la curva a los 14 días se observa una tendencia “decreciente generalizada y mantenida”. “Esto es una buena noticia”, agregó. Así, remarcó que han bajado en todas las provincias con 874 casos de incidencia en Ávila; 567 en Burgos; 1.315 en León; 2.188 en Palencia; 1.355 en Palencia; 1.502 en Segovia; 1.265 en Soria; 1.130 en Valladolid, y 903 en Zamora.

También, la titular de Sanidad remarcó que el índice reproductivo se sitúa en todas las provincias por debajo de uno, con una media de 0,79, mientras en Soria se acercan al uno. Además, por municipios, Verónica Casado señaló que existe una menor diseminación de los contagios.

La consejera aprovechó para recordar que en diciembre se lograron las tasas más bajas en incidencia semanal con hasta 62 casos por cada 100.000 habitantes, si bien recordó que al final del año detectaron un aumento, que les anunció -dijo- la llegada de la tercera ola por lo que convocaron el 2 de enero a los expertos y técnicos para analizar la situación y tomar medidas.

Además, indicó que el 7 de enero se aumentaron los niveles de alerta y las restricciones, con medidas excepcionales en tres provincias, que más tarde se extendieron a todas. También recordó que continuaba vigente el cierre perimetral, la prohibición de reuniones de más de seis personas, si bien se redujo esta cifra a cuatro, se cerró el interior de la hostelería, los centros deportivos y las grandes superficies y se adelantó el toque de queda a las 20 horas que entró en vigor el 16 de enero, cuando la incidencia a 14 días era de 869 casos.

Finalmente, la titular de Sanidad señaló que el pico fue de 1.417 casos de incidencia acumulada el 27 de enero, fecha en la que comenzó a descender la actividad del coronavirus. Además, recordó las medidas excepcionalísimas en 53 municipios, entre ellos, la ciudad de Palencia.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba